10 pasos para ser feliz de Alejandro Jodorowsky

Sharing is caring!

El cine, el teatro, el chiste con conciencia, las historietas y la poesía, tienen un tono sagrado para el chileno Alejandro Jodorowsky. Su trabajo es tan prolífico que nos faltarían reseñas para analizar al menos una sola de sus actividades. Sin embargo, resulta interesante mencionar algunos episodios del Psicomago Mayor.
A los 24 años quemó sus fotografías y se fue de Chile, para vivir en París, en 1953, donde formó parte de la compañía de Marcel Marceau. Vivió unos años en México, entre 1960 y 1972donde desarrolló El teatro Pánico, escribió historietas para El Universal, filmó: Fando y Lis, El topo, La Montaña Sagrada, dio clases de pantomima en el INBA y la ANDA, tuvo contacto con el círculo intelectual de México de aquellos años. Posteriormente, residió en Nueva York y desde finales de 1974 vive en Francia, país donde adquirió la ciudadanía y desarrolló sus habilidades como tarotista y, posteriormente, la psicomagia.

Un encuentro surrealista: Jodorowsky-Carrington

leonora-carrington

Resulta interesante la forma en la que Jodorowsky, siendo un joven recién llegado a México, se adentró en el círculo intelectual y conoció a una de sus grandes inspiraciones, la pintora Leonora Carrington.

Después de una fiesta en su casa, ella lo invitó a un hotel:

“Por primera vez la vi maquillada, de forma discreta pero sensual. Tenía en la cabellera, muy bien ordenada, a manera de adornos, cinco escarabajos verdes de verdad. Nos sentamos al borde de la cama. Entonces me di cuenta de que me había equivocado al juzgar sus intenciones. En su actitud no había nada de sexual. La fechoría que me había propuesto no era un adulterio. Respiré con alivio. Lo que yo sentía por ella no tenía nada que ver con el deseo animal o por el amor romántico. Mi alma deseaba unirse con su alma.

Mi consciencia racional deseaba sumergirse en su espíritu sin límites. Tan solo quería saborear el soma de la locura sagrada….Leonora abrió sus cajas. De la dorada extrajo un cráneo  de azúcar —que los mexicanos usan para celebrar a sus difuntos el dos de noviembre— con un “Alejandro” grabado en la frente. De la caja plateada sacó otro cráneo con un “Leonora”. Me pasó el que la representaba y se quedó con aquel que tenía mi nombre.  —“Vamos a devorarnos el uno al otro” —-me dijo—, y dio un mordisco a su azucarada calavera”.  Fragmento del libro: “El maestro y las Magas”.

En esta experiencia podemos observar al joven Alejandro que se emociona y cae cautivado ante la propuesta de una mujer mayor para acudir a la clandestinidad de un hotel. La pasión de un joven se vence ante la experiencia y el surrealismo de la vegana y amante de las aves, Leonora, quien a través del arte mexicano (las calaveras Tzompantli de azúcar) logra enseñarle que “devorarse” va más allá de la seducción en un acto simbólico pero real. ¿Qué tan real puede ser esta ficción? Sería la pregunta frecuente que cualquier artista se plantea cuando debe definir los conceptos de realidad vs ficción, porque ciertamente, está sucediendo, pero la mente no distingue a primera instancia de estos menesteres, ya que uno se emociona de igual forma.

Alejandro-Jodorowsky

Para explicar el paso de la ficción y la realidad, recurriré a cuando uno piensa en un limón.  Las glándulas salivales ya están secretando para recibir el ácido y hasta podemos saborearlo antes de tenerlo en la boca. El poder mental y los juegos simbolistas son los que nos ayudan a comprender la dimensión onírica y de esta forma el surrealismo y así mismo, ordenar su concepto de realidad.

Todo artista que propone, primero dispone de lo que hay. De esta forma, Alejandro aprende de los maestros de vanguardia y comienza a crear su contrapropuesta.

Del teatro a la psicomagia hay mucho trecho. (Muchos años de experimientación)

jodorowsky

Si bien el teatro es una ventana latente y constante para la experimentación, entonces el teatro SAGRADO es el sincretismo entre los placeres de la ficción con el trazo místico, el simbolismo, el absurdo, el ritual, en la escena como tal. Todo es posible en lo sagrado.

Mientras Jodorowsky estuvo en México realizó múltiples happening y puestas escénicas en su primer año de estancia. Se le consideraba un director asombrosamente fructífero y talentoso.

En esa época, el maestro de la provocación se refería al teatro como un acto místico:

“La gente que quiere afrontarse va al teatro porque ha perdido la misa. Habiendo perdido su contacto con Dios, el hombre moderno necesita un ceremonial. Así como la abeja construye hexágonos, el ser humano construye ceremoniales.

LO REPITO CON LETRAS MAYÚSCULAS: EL TEATRO ES SAGRADO. ASÍ DE VERDAD, EL TEATRO ES PARA MI UNA RELIGIÓN. Si no tomo el teatro místicamente, ¿para qué lo hago?, ¿Para qué pierdo mi tiempo? ,¿Para qué lo prostituyo?, ¿Negocios? Puedo ganar más abriendo lenocinios. ¿Pachangas? Son mejores las que hago en mi casa”.

Juan José Gurrola (Director escénico) afirmó que Jodorowsky había llegado para revolucionar el teatro en México, proponiendo el Efímero Pánico que era la contrapuesta al surrealismo y rompía con los moldes estructurados del teatro formal y comercial.

La trampa sagrada

    “Ojo de Oro” — como a veces se autonombra—  tuvo múltiples maestras espirituales y ha mencionado en numerosas ocasiones, que fue en México donde desarrolló su concepto de “La trampa sagrada, ya que con la ayuda de chamanes y brujos se daba cuenta que el poder de la conciencia reside en fe que se le ponga a las cosas:

“Los curanderos usan lo que he llamado “trampa sagrada”. (también los chamanes). Para que se le realice un milagro es necesario que el consultante crea que puede haber milagros. Como la mente racional vive dentro de un búnker sin fe, el brujo, por prestidigitación, le muestra un falso milagro. El consultante se maravilla y cree. Entonces se le puede abrir la puerta al mundo mágico, es decir al verdadero, al vital…y ocurre el milagro”.

“El arte debe servir para algo y en este caso, para sanar”— Afirma—.

Gracias al uso de “la trampa sagrada” y a la representación, el intelecto recibe información —que ya tenía— pero ahora sólo se expande y propone respuestas. De ahí que muchos de sus actos psicomágicos parecen ejercicios para estudiantes de teatro en los que la representación se vuelve un puente entre el inconsciente y lo consiente.

Jodorowsky dice que sus mentiras son parte de su mundo, por eso son tan verdaderas como sus verdades. La trampa sagrada nos ayuda a vivir mejor, nos abre la mente a percibir verdaderos milagros.

En realidad, un psicomago utiliza sin ninguna superstición ni superchería las técnicas de la magia. En la psicomagia, no hay una creencia supersticiosa, como en la brujería y la magia, se necesita la comprensión del consultante. Este debe saber porqué de cada una de sus acciones.

hqdefault

El chiste sagrado

 Así como en las grandes corrientes filosóficas se emplean los ejemplos, los koan, las parábolas y las enseñanzas, en las conferencias de Jodorowsky se recurre a los chistes con conciencia para llevar al público a una explicación integral. Se trata de reírse de uno mismo y reflexionar a través de pequeñas anécdotas que por su obviedad se expanden a temas complejos.  Aquí les dejaré dos:

La mejor idea:

– ¡Querida -dice un comerciante muy angustiado- tengo una idea genial para que hagamos economías! ¡Si aprendes a cocinar, podremos despedir a la criada!
-¡Tengo una idea mejor -le responde su esposa-! ¡Si aprendes a hacer el amor, podremos despedir al chofer!
REFLEXIÓN:  
  En una relación verdadera, la crítica no tiene sitio. Si tú criticas al otro, el otro te critica. Si tu pareja no te satisface en un aspecto, en otro aspecto tú no la satisfaces. Es ilusorio que tú seas la princesa y él un sapo, tampoco es posible que él sea un príncipe y tú una rana. Ambos son cómplices de lo que les sucede. La mejor manera que tienes de saber si el otro te ama, es la de preguntarte si tú lo amas.

El cumpleaños de Jesús:

Jesucristo va a cumplir años y los doce discípulos le dicen:

– Maestro, usted va a cumplir años hay que hacerle un regalo.  Usted es un hombre. ¿Tiene cuerpo de hombre?

– Sí— se mira—

-Pero, ¿usted ha hecho el amor? ¿Usted conoce el amor?

– No

– Pues ahí está María Magdalena, le pagamos unas monedas y ya.

– Bueno, no me opongo. De acuerdo…

Los discípulos van por la Magdalena y se quedan fuera del lugar para ver qué es lo que sucede…

Pasan tres minutos cuando María Magdalena sale aullando, chillando y corriendo hacía el desierto. Los discípulos asustados entran a ver al Maestro:

-Pero, Maestro, ¿qué paso?

-No sé…

-¿Qué más pasó?

– Ella me besó y yo la besé…

– Pero, ¿qué más?

– Ella se desvistió y yo me desvestí…

– ¿Y luego?

– Miré que ella tenía una herida entre las piernas y yo la curé.

Reflexión:

Lejos de ser un chiste en contra o a favor de alguna filosofía, lo que quiere apuntar es queuno es lo que es. Si el Cristo está considerado como el eterno sanador, pase lo que pase siempre pensará como sanador.

alejandro7

Usando su último chiste como referencia, me queda claro que “uno es lo que es”  y así, Alejandro Jodorowsky es fiel a él mismo. Como todos los artistas, tuvo sus momentos de oscuridad, ya que en México estuvo en el olvido por más de veinte años. Hasta hace poco volvió el auge por medio de la psicomagia y los temas alternativos de psicoanálisis, tarot y curación. Un largo camino para ver la luz, pensarían algunos. Sin embargo, otros opinan que nunca la ha perdido y que era tanta que llegó a cegar a sus contemporáneos, ya que sus ideas revolucionarias estaban fuera del entendimiento general.

Datos interesantes:

En la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA existe el Aula 12 que lleva su nombre. Para los que sólo lo reconocen como psicomago, sépanse que tuvo un legado importante en el teatro de México de los 60.

Jodorowsky propuso una caminata desde C.U hasta Garibaldi como acto psicomágico masivo en el que debían portar máscaras de calavera representando a todos los muertos en el país a causa del narcotráfico. La marcha silenciosa se llevó a cabo el domingo 29 de noviembre 2011.

10 pasos para ser feliz según Alejandro Jodorowsky


1. Entre “hacer” y “no hacer” escoge hacer.Si te equivocas tendrás al menos la experiencia.

2. Escucha más a tu intuición que a tu razón.

3. Realiza algún sueño infantil.

4. No hay alivio más grande que comenzar a ser lo que se es. No estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios. Si eres cantante y no abogado como tu padre, abandona la carrera de leyes y graba tu disco

5. Deja de criticar a tu cuerpo. Acéptalo tal cual es sin preocuparte de la mirada ajena. No te aman porque eres bella (o). Eres bella (o) porque te aman.

6. Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. “Lo que les das, te lo das. Lo que no das, te lo quitas”

7. Busca todos los días en el diario una noticia positiva. Es difícil encontrarla. Pero, en medio de los acontecimientos nefastos, siempre, de manera casi imperceptible, hay una.

8. Si tus padres abusaron de ti cuando pequeño/a, confróntate calmadamente con ellos, en un lugar neutro que no sea su territorio, desarrollando cuatro aspectos: ‘Esto es lo que me hicieron. Esto es lo que yo sentí. Esto es lo que por causa de aquello ahora sufro. Y ésta es la reparación que pido’. El perdón sin reparación no sirve.

9. Aunque tengas una familia numerosa, otórgate un territorio personal donde nadie pueda entrar sin tu permiso

10. Cesa de definirte: concédete todas las posibilidades de ser, cambia de caminos cuantas veces sea necesario.

FUENTES:

JODOROWSKY, Alejandro, El Maestro y las Magas, Siruela, España, 2005.

JODOROWSKY, Alexandro, Revista: Máscaras. Teatro Pánico. Año VIII. Núm 25.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!