8 aspectos comunes (y no tanto) que ponen en GRAN riesgo la salud de tus ovarios y matriz

Sharing is caring!

El sistema reproductor femenino es uno de los que más debe ser atendido por las mujeres ya que cualquier alteración hace la diferencia entre la salud y una enfermedad grave.

ovarios

Desde luego, la salud de los ovarios no debe pasarse por alto cuando de malestares se trata, pues de a buena salud de estas glándulas sexuales dependen muchas funciones del cuerpo, desde la menstruación hasta la producción de hormonas como la progesterona y los estrógenos, vitales no solo para la fertilidad, si no para mantener un sano equilibro en la salud ósea, de los músculos y de la piel.

Siendo los ovarios propensos a diversas enfermedades que a veces no se pueden evitar (quistes o tumores), es necesario que las mujeres vayan a revisiones periódicas y que tengan buenos hábitos de vida.

Por esa razón, a continuación encontrarás 8 aspectos que influyen de manera negativa en la salud ovárica y que debes evitar y prevenir a toda costa.

1. Depresión y ansiedad

Antes que ser unas generadoras de problemas ováricos, son el resultado de padecer ovarios poliquísticos.

El Síndrome de ovario poliquístico (SOP) afecta el buen funcionamiento de los ovarios, haciéndolos propensos a la infertilidad ya que impiden la adecuada ovulación, además hace que altos niveles de hormonas masculinas se liberen en el cuerpo y llena de quistes los ovarios, que aunque son benignos aumentan el tamaño de los mismos.

2. Alimentos grasos

La comida alta en grasa es tentadora, eso nadie lo puede negar, lo triste de consumir alimentos ricos en grasas saturadas favorecen la aparición de los tumores, lo peor es que en el caso de las mujeres, ese tipo de tumores suelen buscar “anidar” en los ovarios.

Así el asunto, te recomiendo mantener una vida activa, una alimentación balanceada y una adecuada hidratación por medio del consumo de agua y jugos naturales de fruta y verdura, pues todo alimento graso tarde o temprano afectará tu organismo.

3. Obesidad

Al afectar el metabolismo, también altera la función hormonal, pues eso hace que tras el aumento del tejido adiposo, el sistema endocrino se vea afectado, haciendo que surjan cambios en la menstruación.

La obesidad además contribuye a que se generen desde ovarios poliquísticos hasta posibles tumores. Es más, numerosos médicos advierten de que, en ocasiones, la infertilidad femenina está asociada a la obesidad.

4. Tener hijos a edad avanzada

Hoy más que nunca muchas mujeres suelen recurrir a la maternidad en edades avanzadas (más allá de los 30 años). Las razones son variadas, pero el punto es que entre más edad una mujer tenga, es más difícil que se embarace.

Así pues, una mujer que tiene hijos antes de los 26 años, corre menos riesgos de sufrir cáncer de ovario. Esta “protección” deja de ser efectiva cuando se busca tener un hijo a los 35, por ejemplo.

5. El uso de polvo de talco

Los talcos, esos mismos que se usan para la colita de los bebés, son perjudiciales para la salud de los ovarios ya que contienen silicato de magnesio, éste tiene una sustancia tóxica llamada amianto que induce a la aparición de diferentes tipos de cáncer, tanto de ovario como de mamá, por eso de que muchos lo usan a manera de desodorante y las mamás suelen aplicarlo a sus niños, y al estar más expuestas, pues más propensas están a ese producto.

Es recomendable que al buscar en el mercado un talco, compres uno sin amianto, así te evitarás muchos problemas de salud.

6. Fumar

En general es perjudicial para la salud en general, sin embargo, cuando se habla de los ovarios tiende a afectar el ciclo hormonal y aumenta las probabilidades de sufrir cáncer.

7. Consumo de alcohol

Al hacerse el consumo de alcohol tan generalizado, algunos estudios han logrado determinar que entre más elevado es el consumo de bebidas alcohólicas, las posibilidades de que la mujer se vuelva infértil son bastante altas, (esto incluye a los hombres)

Las repercusiones están relacionadas con el grado de consumo, es decir, si a la semana hay una ingesta de 140g de alcohol (unas 2 a 3 bebidas) el riesgo de infertilidad aumenta. Además habrá problemas de ovulación pues altera la regulación hormonal.

8. Genética

Por lo general, el peso de la genética hace de las suyas en la salud femenina, puesto que las enfermedades que han sufrido la madre, abuela y tías, determinan en alto grado los males que podamos sufrir, y más si tienen que ver con nuestro sistema reproductor. Así, si sabes que hay antecedentes de cáncer de ovario, las probabilidades que lo sufras son bastante altas.

Se sabe que existen mínimas mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2 que suelen ser hereditarios. De ahí que muchas mujeres recurren a pedir análisis genético completo para averiguar la probabilidad exacta de llegar a padecerlo.

Muchas de las causales de problemas de tu aparato reproductor las puedes prevenir si tienes buenos hábitos y vas al médico de manera oportuna. No lo olvides, cuídate pero recuerda además que es mejor prevenir que lamentar.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!