8 tips para tener unos senos sexy

Sharing is caring!

Cuando hablamos de un cuerpo femenino sexy, es inevitable pensar en cómo sus senos armonizan con la constitución corporal. O sea, que no necesariamente es si son grandes o pequeños, en realidad es que el tamaño debe ser proporcional al cuerpo.

También es importante que se mantengan firmes, y que la piel esté bien cuidada. Teniendo esto en mente, lograrás tener el busto sexy que deseas.

Ahora bien, cuando se habla de este tema por lo general siempre encontramos información relacionada con masajes con cremas y ejercicios que nos ayudan a lograr esa apariencia; sin embargo, es importante que sepamos que una dieta que incluya alimentos con altos niveles de estrógenos nos ayuda a aumentar el tamaño y a prolongar la firmeza.

Entre los alimentos ricos en estrógeno podemos mencionar:

Cerezas
Dátiles
Papayas
Ciruelas
Granadas
Aceite de oliva
Levadura de pan
Carne, regaliz
Avena
La leche y sus derivados
El tofu
Las aceitunas
Alfalfa
Arroz
Ajo
Salvia
Semillas de lino.

En cuanto a los masajes, estos son eficaces si sabes realizarlos, ya que no solo ayudan a aumentar el busto naturalmente, sino que también proporcionan firmeza.

En cuanto a las cremas y lociones especializadas, su función principal es estimular el crecimiento de las células de la grasa que se encuentran en el tejido de la mama, lo cual provoca que el seno aumente de tamaño.

Ahora bien, podemos mencionar otras recomendaciones que también te ayudarán a prolongar la belleza de tu busto, haciéndolo lucir más sexy.

Exfoliación: Se recomienda exfoliar la piel del busto suavemente, 1 o 2 veces a la semana; con esto se estimula la renovación celular de la piel dejándola más firme y suave.

Evita utilizar sostenes con relleno: Estos no dejan que la piel transpire e impiden su oxigenación.

Sostenes adecuados para hacer ejercicio: Utiliza sostenes deportivos, ya que los sostenes regulares no dan el soporte necesario cuando se practica ejercicio.

Evita el agua caliente: El agua caliente contribuye a la flacidez de los tejidos. Por eso se recomienda ducharse con agua tibia y terminar enjuagando con agua fría sobre la zona del busto.

Aplica protección solar: La piel de esa área es muy delicada, por lo que es importante protegerla con filtro o protector solar.

Procura utilizar siempre sostén: Se recomienda llevar siempre sostén para evitar que los músculos del pecho se debiliten.

Crea tu propia loción reafirmante: En un recipiente, mezcla 20 gotas de mate de tomillo y una cucharada de agua mineral. Moja un par de gasas en esta preparación y ponlas sobre tus pechos por 15 minutos. Por último, cubre con un paño un cubo de hielo y masajea tus senos de manera circular, de abajo hacia arriba.

Escoge el tamaño y estilo de sostén adecuado: Es recomendable que cuando vayas a comprar sostenes estés segura de que son los adecuados de acuerdo con la forma y tamaño de tu busto.
image-79639

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!