¿A qué debes “renunciar” para estar con la mujer correcta?

Cuando un hombre siente que ha encontrado a la mujer de su vida, sus prioridades cambian, y viene una oportunidad de abrirse a nuevas experiencias, según argumenta el conferencista, escritor y coach de relaciones de pareja James Michael Sama.

“Lo curioso es que él se da cuenta de que no está realmente perdiendo o renunciando a nada en absoluto; simplemente está sacando de su vida lo que ya no le sirve”, señala el experto.

El también columnista de Huffington Post plantea cinco cosas esenciales a las que un hombre debería “renunciar” a fin de encontrar a la mujer indicada.

“La mejor parte acerca de renunciar a estas cosas, es que no estás realmente perdiendo algo. De hecho, estás ganando sabiduría, madurez, y la posibilidad de una felicidad más plena”, sostiene.

Renuncia a tus malos hábitos
Si es la mujer indicada para ti, también debes hacer los esfuerzos para merecértela. Ella apreciará que mejores tus estándares de vida. Por ejemplo, si dejas el despilfarro y aprendes a ahorrar, si mejoras tu nivel de comunicación, si mejoras tu alimentación y cuidas tu salud. “Para estar con la mujer adecuada, tienes que trabajar para convertirte en el hombre adecuado”, dice el experto.

Renuncia a pensar que siempre tienes la razón
Para salir adelante de las inevitables riñas en pareja y los desacuerdos, la clave es la flexibilidad de ambos lados. El compromiso debe estar por encima de los problemas y los argumentos cerrados, hay que detenerse a escuchar y buscar consensos de opiniones.

Renuncia a tu ego
Para un hombre enamorado que siente que halló a la mujer de su vida, sus perspectivas cambian. A medida que se abre a las nuevas experiencias, el ego debe quedar atrás.

Renuncia a tu inmadurez
Las parejas exitosas aprenden y crecen juntas, maduran como individuos y se vuelven un equipo. “Dale a ella tu pasión, tu amor, tu honestidad y tu energía”, señala el coach.

Renuncia a vivir solo del presente
La mujer que espera un compromiso, quiere un compañero que sea un apoyo para perseguir sus objetivos, pero también espera que él tenga un plan a futuro.