¿Conoces las diferencias entre el plátano y la banana?

Sharing is caring!

El plátano y la banana son frutas consumidas por muchísimas personas en todo el mundo porque son económicas, fáciles de conseguir y muy nutritivas. Sin embargo, poseen algunas curiosas diferencias que son desconocidas por algunos. ¡Descúbrelas!

En lo que se refiere al plátano o la banana, parece que la cultura del país o el idioma es lo que determina cuál es cuál. Además, en algunos países el consumo del plátano no es común, un hecho que promueve más las dudas; total que existe una eterna confusión entre estos dos alimentos, que si bien coinciden en lo nutricional y lucen parecido, no son lo mismo.

Si has tenido dudas al respecto te las despejamos.

El plátano suele ser más largo que la banana y luce amarillo opaco. Generalmente se cocina.

El plátano es muy consumido en países de América Latina, el Caribe y Asia. Para disfrutarlo en comidas se suele cocinar casi siempre de diversas maneras; a diferencia de la banana o el cambur (como se conoce en Venezuela) que se come sin cocinarlo. Se suele confundir mucho con las hortalizas, pero es una fruta. Al igual que la banana, pertenece a la familia de las musáceas, las plantas monocotiledóneas conocidas por sus frutos (bananos). La mayoría de los plátanos/bananas actuales son una combinación de la musa acuminata y la musa balbisana, ambas responsables por darnos la banana o el plátano que todos conocemos. Estas plantas tienen hojas muy grandes y juntas asemejan un tronco.

Las plantas musáceas son responsables de darnos la banana y el plátano.

Los plátanos a diferencia del cambur son más largos; además cuentan con una cáscara más gruesa de un amarillo más opaco cuando están maduros. Aunque casi siempre los plátanos son cocinados, pueden hervirse, hornearse o freírse, muy similar a lo que sucede con las papas. Igualmente, pueden ser comidos cuando están demasiado maduros (su concha se hace negra); aunque esta fase se aprovecha mejor para ser freídos en aceite o preparar dulces. Cabe mencionar que cuando se van haciendo maduros van perdiendo el almidón, provocando que su sabor se haga más dulce. Otra característica del plátano es que conserva su forma durante su cocción; algo que el cambur generalmente no mantiene porque se pone demasiado blando.

Por su parte, el cambur tiene su piel de color amarillo intenso. Dentro, la pulpa es suave, destacando por su dulzura y suavidad. Tiene una mayor concentración de azúcar y humedad que el plátano; pero tiene menos pulpa. Se cree que la banana es originaria de la India o Malasia, en este sentido la palabra “banana” tiene una raíz árabe.

Tanto el plátano y el cambur son de las frutas más calóricas que existen, ofrecen multitud de beneficios para nuestro organismo. De hecho, las cáscaras de plátano/cambur también aportan muchos nutrientes. A nivel nutricional, no podemos establecer a un vencedor, dado que los dos otorgan beneficios significativos a nuestro organismo.

Desde el punto de vista estrictamente nutricional podemos diferenciarlos así:

  • El plátano tiene menor contenido energético porque tiene menos hidratos de carbono
  • El plátano tiene menos almidón y más azúcares que la banana, por lo que tiene un sabor más dulce
  • El plátano tiene más minerales que la banana
  • El contenido de fibra, proteínas y vitamina C es similar en ambos
  • El plátano tiene más fósforo y potasio, pero menos calcio y magnesio que la banana
  • El plátano tiene menos sodio, lo que le hace apto para dietas pobres en sodio

En conclusión, el plátano y la banana tienen características comunes, pero pequeñas diferencias.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!