Creyeron que tendría mellizos, pero una ecografía reveló una amarga verdad (FOTOS)

Advertencia: las imágenes pueden herir algunas susceptibilidades. La mujer que ves en portada es mexicana, tiene 24 años y ha pasado a la historia de la medicina por el enorme quiste que le extrajeron. Sí, la enorme barriga que pareciese albergar a mellizos es en realidad un tumor de más de 30 kilos que, según los cirujanos que practicaron la operación, podría tratarse del más grande de todos los tiempos. Las fotografías son impactantes.

El nombre de la mujer se mantiene en reserva, pero la historia no. Su caso es uno de los más extraños y sorprendentes que se ha visto. El quiste ovárico de esta mexicana pesaba 33 kilogramos y creció a la “velocidad de la luz”, pues en tan solo 11 meses logró ese impresionante tamaño. La cirugía fue de urgencia, pues la masa comenzaba a aplastar algunos órganos vítales, lo que le produjo problemas para respirar, caminar y comer.

RAYO X

“Este es el mayor quiste he operado, el cual era tan grande que ocupaba el 95% del abdomen del paciente. Es muy raro operar un quiste tan grande, que mide medio metro de diámetro y la circunferencia era de 157 cm”, dijo Erik Hanson Viana, médico que encabezó la operación en el Hospital General de México.

Según contó el especialista, la paciente no sospechaba del quiste, pues lo confundió con su sobrepeso. Así que empezó a hacer ejercicios y quemar grasa, pero el tamaño de su abdomen no reducía, solo aumentaba. Además, comenzó a tener dificultades para respirar, y entonces supo que algo andaba mal.

“Si no la hubiéramos operado, habría llegado un punto en donde ella no habría sido capaz de caminar. Habría estado completamente desnutrida sin la posibilidad de comer. Es difícil decir cuánto tiempo habría vivido, pero habría tenido una muy mala calidad de vida”.

La cirugía fue un éxito. El tumor de 33 kilogramos fue retirado, y hoy la mujer lleva una vida completamente normal en una zona rural de México. A un año de la cirugía, ha logrado borrar parte de las estrías que surgieron con el crecimiento del tumor, debido a que la piel se estiró de tal manera que quedó ‘colgando’ en la zona de su abdomen.

“Gran parte de nuestra satisfacción es la posibilidad de cambiarle la vida a una persona por completo, sabiendo que nunca olvidarán nuestro trabajo”, finalizó el doctor Hanson.

UNA GRAN MARCA