Este estudiante se ofreció a probar un aparato que simula un parto ¡El resultado te sorprenderá! [VIDEO]

Sharing is caring!

La ‘labor de parto’ de este hombre no duró más de 20 segundos y se atrevió hacerlo por un reto de su esposa.

Johnny explicó que aceptó el reto porque su esposa siempre bromeaba diciéndole que no podría aguantar el dolor que ella pasó cuando nacieron sus hijos.

El parto es uno de los momentos más esperados y a la vez dolorosos para las mujeres, pero en algún momento se han preguntado ¿qué pasaría si un hombre pasa por esto? Pues resulta que un estudiante se ofreció a probar un aparato que simula un parto y el resultado sí que fue totalmente sorprendente.

El joven se apuntó como voluntariado para un experimento de la Lincoln Memorial University en Tennessee, pero lo que no sabía es que era para un simulador de parto y que sentiría el mismo dolor que tiene una mujer al momento de dar a luz.

La labor de parto de este hombre no duró más de 20 segundos, pero su video se volvió viral en redes; sobre todo porque uno de sus compañeros lo sostiene mientras se contorsiona de dolor.

Johnny Wade es el valiente que decidió someterse a esa tortura que parece inventada por satánicos adoradores del mal. Aunque su compañero, que no puede contener la risa, le pide que respire hondo, el dolor es tan insoportable que el experimento termina muy pronto.

Aunque en un principio Johnny dice: “no importa lo que diga, ponlo en 10”, refiriéndose al aparato, pero cuando empieza a gritar y dice la palabra de seguridad, lo apagan.

“Me he herido en muchas formas antes, he sido practicante de deportes extremos pero nunca había sentido algo comparado con esto. No creo que el simulador sea tan severo como el dolor de parto porque es solo superficial, como si tus músculos abdominales se rasgaran, pero creo que el dolor de parto debe ser más visceral”.

Johnny explicó que aceptó el reto porque su esposa siempre bromeaba diciéndole que no podría aguantar el dolor que ella pasó cuando nacieron sus hijos.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!