Este perro llevaba 9 días llorando después de ser abandonado en un estacionamiento, hasta que…

Con tantos refugios, comunidades, y albergues de crianza animal, es difícil entender cómo cualquier persona puede ser tan despiadada, y perezosa, para simplemente ir a tirar a su mascota en cualquier lugar.

Desafortunadamente, algunas personas no tienen ni la mitad de los corazones que sus mascotas y toman la salida fácil cuando ya no pueden, o no quieren, seguir cuidando a su perro o gato. Es una salida egoísta, y en última instancia la mascota es la que tiene que sufrir o luchar para sobrevivir por su cuenta.

Mary Murphy es una voluntaria en un albergue para animales en Tennessee, Estados Unidos que cierto día notó un perro perdido que ladraba y lloraba angustiado en un estacionamiento.

Él parecía estar en muy buenas condiciones. Realmente parecía que alguien simplemente le quitó el collar y se marchó”. Sin embargo, lo que es aún más desgarrador es el hecho de que una familia podría echar a su perro como un pedazo de basura y más saber que el pobre perrito llevaba más de una semana en el mismo lugar”.

Había estado allí llorando y ladrando durante 9 días.

Murphy tuvo que regresar un par de veces antes de ganarse su confianza, sentarse con el perro, leerle e incluso presentarle a su propio perro. Eventualmente, Murphy fue capaz de ponerle un collar y conseguirle su hogar seguro con una familia que es digna de su amor.