Esto es lo que pasa cuando no comes después de entrenar

Esto es lo que pasa cuando no comes después de entrenar

A menos que se trate de un caso muy específico, no existe nutricionista que no te vaya a recomendar comer algo nutritivo después de entrenar. Ingerir proteínas o carbohidratos después de haber puesto a trabajar a tu cuerpo es esencial si quieres que éste se recupere y pueda continuar funcionando de manera efectiva. Sin embargo, y si no tenemos una barra de proteínas o algún otro snack saludable a la mano, buscar o preparar algo que comer puede requerir tiempo que simplemente no tenemos.

Saltearte una que otra comida después del ejercicio no te va a perjudicar demasiado, pero sí se puede tornar en un serio problema si dejamos que se convierta en un hábito.

Tu cuerpo necesita reconstruirse

Dependiendo de la persona, no comer al finalizar el entrenamiento puede causar desde fatiga hasta desorientación por culpa de los bajos niveles de azúcar. Si realizamos rutinas de fuerza pero ignoramos los nutrientes que el cuerpo necesita para su recuperación, entonces aumentamos el riesgo de sufrir una lesión severa. Esto sucede porque, cuando entrenamos, estamos básicamente destruyendo nuestro cuerpo para que éste pueda volver a construirse más grande y fuerte que antes, pero si no ingerimos carbohidratos, proteínas, electrólitos y otros nutrientes, entonces simplemente lo estamos destruyendo sin darle la oportunidad de reconstruirse.

Si la rutina ha sido especialmente sudorosa, entonces necesitarás recuperar el calcio y potasio que tu cuerpo ha ido perdiendo durante el entrenamiento. Si no lo haces, podrías terminar con problemas de deshidratación e hipoglucemia (poca azúcar en la sangre), haciendo que te desmayes. En algunos casos, la falta de electrólitos hizo que la persona sufra de irregularidades en los latidos del corazón y arritmia cardiaca.

El agua es tu mejor amiga

esto-es-lo-que-pasa-cuando-no-comes-despues-de-entrenar-02

Si en alguna ocasión vas a saltearte la comida después de hacer deporte, podemos entenderlo y no será demasiado dañino con tal que al día siguiente no lo vuelvas a hacer. Pero lo que por ningún motivo debes dejar de lado es el agua, ya que éste es el elemento más importante para la recuperación y reconstrucción de tu cuerpo. No tomar agua después de sudar o durante el día es lo mismo a exigir a un vehículo a que avance sin una gota de gasolina. Lo único que conseguirás será causarte daño en lugar de mejorar tu salud.