Deja de ser princesa en Japón para casarse con el amor de su vida: un plebeyo

Tiene 25 años de edad, es adinerada, goza de privilegios, pero tendrá que abandonar la casa imperial y sus lujos para casarse con un plebeyo.

Mako Akihito es nieta del emperador Akihito y, por lo tanto, la princesa de Japón, goza de los privilegios de la realeza, pero lo dejará todo para contraer matrimonio con un plebeyo.

Ella tiene 25 años de edad y conoció a su prometido, Kei Komuro, hace cinco años en un restaurante cuando los dos estudiaban en la Universidad Internacional Cristiana de Tokio. El joven se dedica a la industria del turismo.

Sucede que en la monarquía del país asiático, cuando un hombre se casa con alguien de la realeza no adquiere ningún título nobiliario, cosa que en la realeza europea, por ejemplo, sí sucede.

Consciente de esta norma, Komuro tendrá que renunciar a sus privilegios como miembro de la familia real, al igual que su título imperial. Sus padres, tanto el príncipe Akishino como su esposa Kiko aceptaron la unión.

Mako, de quien se sabe muy poco por lo hermética que es la realeza japonesa, se convirtió en la primera integrante de la familia imperial en ingresar a una universidad. Ahora su hermana menor, la princesa Kako, sigue su ejemplo en la misma universidad.

Mako está cursando el último año de doctorado y está trabajando como investigadora en el museo universitario de la Universidad de Tokio. Mientras que su futuro esposo, Kei Komuro, se dedica a la promoción del turismo en las playas de Shonan.

Bajo la Ley de la Casa Imperial, las mujeres miembros de la familia pierden el estatus real cuando se casan con plebeyos. Cuando la princesa Mako se case, el número de miembros de la familia imperial caerá a 18. Y de ese total, 13 son mujeres. Actualmente no se permite que las mujeres accedan al trono.

La noticia se da en medio del proyecto de ley que el gobierno del primer ministro Shinzo Abe está preparando para permitir que el emperador de 83 años abdique y deje el trono en manos del príncipe heredero, Naruhito. Ese tema aún sigue en discusión ya que en 200 años ningún emperador ha renunciado al título.

 

Este hombre manda una foto de su parte a una niña de 11 años.

Este hombre manda una foto de su parte a una niña de 11 años. Pero cuando la convence de quedar, la cosa toma un inesperado rumbo.

Es preocupante como cada vez hay más personas perturbadas que su único objetivo es dañar a los más pequeños, a esos seres indefensos que no tienen la manera de defenderse y que su inocencia los hace caer muchas veces en las redes. Esto pretendía un hombre en Sao Paulo, Brasil, quien envió mensaje a una menor de tan sólo 11 años de edad, el cual confesó haber tomado su número de internet y quien seguido de un ¨hola¨, agregó una fotografía de su parte íntima masculina.

mensajes

Afortunadamente Magie, la pequeña de 11 años, dio aviso a su madrastra, la pequeña se encontraba confundida y asustada y tal vez su miedo la llevó a tomar la mejor decisión, cosa que no siempre suele ocurrir. Su madrastra decidió hacerse pasar por la pequeña y continuó con la conversaciónpara averiguar quien pretendía dañar a Magie.

mensajes02

Cuando su esposo llegó a casa, le hizo saber lo sucedido y ambos continuaron la conversación con el pedófilo, quien tras los días tomó más confianza y fue elevando poco a poco el tono de la plática. En la fotografía podemos observar una captura de los mensajes, los cuales dejan más que claro que el hombre solo quería aprovecharse de la pequeña porque inclusive el muy desvergonzado le pidió una foto de ella sin ropa:

Por días jugaron con el pedófilo e idearon un plan para poder dar con su paradero y evitar que tratara de hacerles daño a otras niñas. La oportunidad se les presentó cuando el sujeto planeó un encuentro supuestamente con la pequeña, al cual los padres de Magie accedieron con la finalidad de dar aviso a la policía y que este fuera arrestado, sin embargo, la situación se salió de control y sucedió lo menos esperado.
La cita fue en la estación de autobuses de la ciudad. Por las fotos que este había enviado en mensajes es que lograron identificarlo con facilidad y tal parece haberse percatado de que era una trampa pues este decidió huir. Los padres de Magie salieron apresurados a su encuentro y un grupo de personas se dieron cuenta, así que para saber si podían ayudar en algo preguntaron que sí que sucedía, a lo que de manera inesperada y por impulso la madrastra gritó: ¡es un pedófilo! Lo que terminó provocando indignación y repudio en los presentes quienes terminaron por atraparlo y le propinaron una golpiza.
Realmente no era lo que la pareja buscaba, así que el padre hizo lo que pudo para parar la masacre pero esto solo fue posible cuando finalmente intervino la policía y debido a los graves daños que los golpes le ocasionaron, tuvo que ser llevado a un hospital.
elacosad
La policía encontró en sus pertenencias un celular y diferentes chips, así como también un paquete de preservativos.
Las investigaciones siguen en pie y se espera que con las pruebas recopiladas por los padres de Magie sea suficiente para ponerlo tras las rejas.
Esperemos que las autoridades hagan su trabajo correspondiente, pues la justicia cada vez nos queda a deber más y aunque no está bien, la gente comienza a hacer justicia por su propia mano, aunque para ser sinceros el hombre se merecía cada golpe que le dieron. Es inaceptable el que haya seres tan enfermos que pretendan acabar con la vida de una pequeña de esta forma, afortunadamente en esta ocasión sus planes no resultaron con éxito.
Atento aviso a los padres: no olviden prestar atención a sus hijos y estar al pendiente de todo lo que hacen, de quienes son sus amistades y lo que hacen o miran cuando navegan en internet o interactúan en redes sociales, brindémosles toda nuestra confianza y evitemos tragedias. ¿Se imaginan lo que hubiese pasado si esta niña no le dice nada a su madrastra?
Comparte esta historia para que los padres hagan conciencia y estén más al pendiente de sus hijos. Por favor:  ¡Juntos podemos prevenir!

16 Cosas que entendí después de haber vivido un año en Japón

16 Cosas que entendí después de haber vivido un año en Japón.

La periodista Amy Chavez ahora vive en una pequeña isla japonesa Shiraishijima y lleva columnas de autor en varias editoriales donde habla del misterioso Japón. En Revista Somos Mujeres nos encantaron sus conclusiones acerca de qué pueden aprender las personas occidentales de los japoneses.
La persona que viaja a Japón por primera vez, de inmediato se impresiona con el orden público y la eficiencia con la que funciona todo.

La limpieza en las calles, los trenes que llegan segundo a segundo, las personas son tranquilas y educadas pero, a la vez, ligeramente excéntricas, lo cual les da un encanto especial (por ejemplo, la pasión por cosplay, el helado con sabor a tallarines de pollo o una lotería donde te puedes ganar un burguer de 5 pisos).

Pero, hablando en serio, cualquier viaje a Japón, incluso el más corto, puede influir seriamente en tu vida y tu visión del mundo. Nadie regresa de Japón siendo la misma persona. En este post encontrarás mis propias conclusiones y observaciones de los turistas que entrevisté.

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon1

La moda urbana japonesa.

  • Siempre pagar el favor con favor

Lo primero que aprendes en Japón no solo es aceptar la ayuda sino también hacer un gesto a cambio. Recuerda cuántas veces querías escribirle una nota con agradecimiento o una tarjeta para cumpleaños de alguien pero no lo hiciste. En Japón esto no podría pasar: aquí las buenas relaciones son imposibles sin intercambio de gestos cordiales.

Por otro lado, en este país no es necesario hacer el favor equivalente al que te hicieron. Por ejemplo, si alguien te ayudó a mover tu sillón durante una mudanza, será suficiente ofrecerle una lata de refresco. Y todos estarán contentos y felices.

  • Agradecer la ayuda en el próximo encuentro

En el punto anterior los agradecimientos no se acaban. Los japoneses nunca olvidan decir “gracias“ por tu ayuda en el próximo encuentro. Nos puede parecer exagerado pero qué lindo se siente cuando te dicen: ”Oye, me ayudaste tanto el otro día con el sillon, ¡muchas gracias!”. Es tierno, ¿verdad?

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon2

Una geisha paseando por Kioto con una amiga.

  • Los buenos modales son algo más que solo un “gracias“ y un ”adiós“

En la cultura japonesa los buenos modales se valoran mucho más que en la occidental. Si pediste camino en la calle, a los peatones no les dará pereza dibujarte un mapa, y el dueño de la tienda más cercana incluso puede dejar su negocio para acompañarte un poco. Los buenos modales para los japoneses significan cultivar en sí el altruismo: cuando le ayudan a alguien en la calle, olvidándose de que tienen prisa, no piensan “¿Para qué lo necesito?”

  • Pensar más en los demás que en ti mismo

La mejor manera de mostrarles a tus seres queridos lo mucho que significan para ti es pensar en su comodidad más que en la tuya. Darle a un amigo la rebanada más grande del pastel, dejar que su hermano se siente en el lugar más cómodo del restaurante, ubicar a los invitados en la mitad de una foto, hornear un pastel para compartirlo con los vecinos: todo es muy común para los japoneses.

En una casa tradicional japonesa existen lugares especiales para los invitados, enfrente del nicho tokonoma donde se ubican las cosas más bonitas: grabados antiguos, cerámica o una ikebana sofisticada.

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon3

  • Todos son parte de un grupo y nadie se excluye

Si tus compañeros de trabajo van a un bar después del trabajo, todos están invitados, no solo “un círculo especial“. Allí son imposibles los momentos incómodos cuando alguien se entera de que una fiesta pasó sin él. Si toman una foto común, reúnen a todos los que están presentes, sin importar si son familiares, amigos o personas desconocidas. Esta actitud permite entrenar la tolerancia hacia aquellos que no se parecen a ti.

  • Respetan la propiedad ajena

Existe un dicho: ”El que se fue a Sevilla, perdió su silla” (Finder’s keepers, losers weepers en inglés). Esto no aplica en Japón. Si alguien perdió un paraguas o algún otro objeto en la calle, al regresar lo encontrará en el mismo lugar o en la banca más cercana. ¡Tomar cosas ajenas es vergonzoso!

  • Aquí puedes embriagarte sin temor

Los turistas de otros países destacan que por las noches en las calles de las ciudades japonesas se pueden ver muchos empleados de oficina completamente embriagados (a veces también de día). Lo interesante es que beber licor en Japón es algo totalmente seguro porque las peleas en bares son poco usuales. Si planeas divertirte mucho puedes no temer que a la mañana siguiente te despiertes con un ojo morado, una manga rota o sin cartera. Es por eso que los ebrios tranquilos en trajes bonitos duermen por las mañanas de sábado en bancas del parque para despertarse e ir a casa como si nada hubiera pasado.

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon5

Tatinomi son bares japoneses populares donde solo puedes estar de pie.

  • A veces los monopolios son muy buenos

Las excelentes vías ferrocarriles (y el sistema de transporte en general), los correos que funcionan como reloj, el excelente sistema de salubridad… son ejemplos perfectos de las áreas controladas por el gobierno. Es difícil imaginar que el sector privado pudiera hacer un mejor trabajo.

  • La insolencia es un vicio

La sociedad japonesa fomenta la humildad y no ama a aquellos que exigen algo. Las personas esperan en filas largas porque así se acostumbra y nadie entra en debate ni se pelea. Los conductores no se ponen agresivos ni quieren rebasar a nadie en el camino. Nadie habla de forma enojada o suspira escépticamente “qué tontos están todos“, no encontrarás miradas insolentes ni expresiones faciales tipo ”no te me acerques, que te mato“. Muy pronto los viajeros se dan cuenta de que se sienten cómodos y les encanta respirar el aire de la tranquilidad.

  • Los japoneses son buenos oyentes

Antes de darte su valiosa opinión, los japoneses te darán la oportunidad de dar tu punto de vista primero. Son excelentes oyentes. Escuchar a los demás, y no intentar dominar en una conversación es muy importante. Así cultivamos en nosotros la paciencia y objetividad, aprendemos a valorar la opinión ajena. Los japoneses hablan de cualquier tema por más difícil que pueda parecer, no discuten con rabia intentando dominar a su interlocutor.

  • Los japoneses no son nacionalistas

En el fondo de alma, cada quien cree que su país es el mejor. Por eso demostrarle a un extranjero que tu país es el mejor es simplemente inútil. Y tampoco existe un lugar llamado “el mejor país del mundo”.

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon6

Divertida comida callejera en Tokio: una dona en forma de Hello Kitty, un helado en forma de pescado

  • Ganbaru — persistencia para lograr tus objetivos

En inglés (en español no) existe una palabra igual a la japonesa Ganbaru. Muchas personas dejamos lo que habíamos empezado al descubrir que requiere más fuerza, tiempo y dinero de lo que parecía al principio. En Japón inician cualquier asunto para llevarlo al final y aplicar todas las fuerzas para eso. Japón cultiva en personas Ganbaru, simplemente porque todos se comportan así.

  • Las promesas se cumplen

Si un japonés te ha prometido algo, puedes estar seguro de que lo hará. ¡Bajo ninguna circunstancia lo olvidaría! Llegará a tu evento incluso si está lloviendo. Es inaceptable no cumplir un compromiso con un japonés, si por algún motivo no logras hacerlo, debes llamar con anticipación y pedir excusas o enviar a otra persona en tu lugar.

  • Los japoneses son ciudadanos responsables

Durante el Mundial de futbol en Brasil en 2014 los aficionados japoneses sorprendieron a todo el mundo con la limpieza inusual que reinaba en su sector el estadio. Si conoces bien Japón, esto no te sorprenderá; las personas aquí siempre limpian hasta el último papel. Durante la floración de sakura, los japoneses hacen muchos picnics en parques, pero no verás ni un vaso tirado.

Y si invitaste a alguien, puedes estar seguro de que te ayudarán a limpiar la mesa e incluso lavarán los platos. Es algo muy común ver como un contador barre el estacionamiento frente a la oficina, o los vecinos organizan jornadas de limpieza.

cosas-que-entendi-despues-de-haber-vivido-un-ano-en-japon7

El templo de Daigo-ji en Kyoto.

  • Comportamiento sofisticado y elegancia

Si necesitara elegir solo una palabra para describir a los japoneses, elegiría “elegancia”. Todos, sin importar su procedencia e ingresos se comportan de forma sofisticada. Nadie, por ejemplo, apuntaría con un dedo la cosa que le interese, en vez de esto haría una señal elegante con la mano. Esto aplica para todo: se visten bien; en primer lugar, por respeto a los demás, saludan a todo el mundo con una sonrisa amistosa; y si te entregan alguna cosa, lo hacen sin vacilar, con ambas manos y mirando tu cara.

  • Los japoneses no llegan tarde

Una de las lecciones importantes que los extranjeros aprenden en Japón es la exactitud, que es la muestra del respeto hacia los demás. Es más, gracias a la precisión japonesa todo en este país, empezando con máquinas y terminando con personas, trabaja segura y eficientemente.

Autor Amy Chavez
Fuente del material Rocketnews24

10 Películas que te romperán el corazón

10 Películas que te romperán el corazón

10 Películas que te romperán el corazón.

Hay películas capaces de llegar al corazón de cualquiera y hacer llorar al público sin importar su edad, género o cultura. En Revista Smos Mujeres sabemos que la lista podría ser infinita, pero en esta ocasion seleccionamos 10 de los mejores títulos de cintas dramáticas y conmovedoras. Algunas son históricas, otras tienen un toque de humor, se basan en historias de la vida real e incluso pueden ser animaciones.

Escogimos extraordinarias historias de amor, amistad, lazos familiares, generosidad y superación. Si te falta ver alguna, es hora de que te pongas al día y cumplas una cita con tu sensibilidad.

Los puentes de Madison

los-puentes-de-madison

Esta película cuenta una historia de amor fugaz y apasionada entre Francesca, una ama de casa atrapada en una vida monótona en Iowa, y Robert, un fotógrafo trotamundos que viene de paso para fotografiar los puentes de Madison. La trama de esta cinta, dirigida y protagonizada por Cleant Eastwood, se desarrolla en sólo cuatro días, tiempo suficiente para dejar una huella imborrable en las vidas de los amantes. Los puentes de Madison se ha convertido en un clásico del romance que hará que broten lágrimas desconsoladas de tus ojos.

Hachiko, siempre a tu lado

hachiko-siempre-a-tu-lado

Hasta el más valiente espectador tendrá que armarse de pañuelos para ver esta película. Basada en una historia real, Hachiko cuenta una de las historias más conmovedoras del cine. Un lazo de amor y lealtad une a este perro y a su dueño. Años atrás se encontraron por casualidad y ahora sus vidas son inseparables. Hachiko espera cada día el regreso de su amo en la estación de tren… hasta que un día sucede una tragedia que cambia su vida para siempre, pero no su devoción y amor. Si de casulidad, además de amar las buenas películas, tienes una debilidad por los perros, esta cinta te llegará a lo más profundo del alma.

Bajo la misma estrella

bajo-la-misma-estrella

Basada en el Best Seller de John Green, esta película habla del amor, la lucha contra el cáncer, la juventud, la familia y el dolor. Hazel, una chica escéptica y realista lucha contra el cáncer desde pequeña. Sus padres, armados de paciencia y amor, la han acompañado toda su vida y son su mayor apoyo. El cáncer de Hazel avanza por su cuerpo y ahora que se extiende hacia los pulmones, además del tratamiento médico, le recomiendan asistir a un grupo de apoyo para jóvenes que atraviesan situaciones similares a la suya. Reticente, Hazel acepta ir a una reunión para tranquilizar a sus padres y allí conoce a Augustus, un ser humano excepcional y optimista que se convertirá en el amor de su vida y cambiará su destino y su forma de ver el mundo. Si estás listo para secar tus ojos una y otra vez, esta es la cinta que debes poner a rodar.

En busca de la felicidad

en-busca-de-la-felicidad

Chris Gardner, un humilde padre de familia, invierte todos su ahorros en equipos médicos que intentará vender uno a uno para sacar a su esposa e hijo adelante. La inversión fracasa  por completo y la familia entra en bancarrota. La esposa de Chris lo abandona para mudarse a Nueva York y lo deja atrás junto con su pequeño hijo. A partir de ese momento Chris iniciará una incansable búsqueda por salir del hoyo en el que la vida lo ha dejado. De la mano de su hijo y sacando todo el valor del amor que siente por él, Chris atravesará duras pruebas siempre con el objetivo de encontrar la felicidad. Si los dramas humanos y profundos son lo tuyo, consigue esta película, seguro se te arrugará el corazón.

Up

up

Muchos pensarán que esta es una divertida cinta animada para niños, y lo es. Pero también es una película que cuenta una dulce historia de amor con final trágico pero esperanzador. Quien haya ido a verla a cine para darle gusto a sus hijos, y haya salido con los ojos hinchados de tanto llorar, entenderá de qué estamos hablando. En Up, Carl y Ellie se conocen desde niños, sueñan con vivir una gran aventura juntos y viajar a las Cataratas del paraíso. Crecen juntos y viven un idilio que no le deja dudas al espectador de que están hechos el uno para el otro… Se te llenarán de lágrimas los ojos cuando veas la cansada y vieja mano de Ellie posarse sobre la de Carl para agradecerle todo el camino que han recorrido juntos en la vida.

Siempre el mismo día

siempre-el-mismo-dia

Emma y Dexter se conocen un 15 de julio, el día en que se gradúan de la universidad. Durante años estos amigos se reencuentran siempre el mismo día y hacen un recuento de sus vidas, expectativas, sueños y fracasos. Ella es una chica humilde y sensible y él un hijo de familia adinerada con ambiciones muy altas. A lo largo de la película el espectador asiste al transcurso de las vidas paralelas de dos seres humanos que buscan lo que siempre han tenido en frente. Después de muchos años, Emma y Dexter deciden por fin darle una oportunidad a su amor… luchan, aman, son felices y sobrellevan dificultades juntos, hasta que una tragedia ocurre. Siempre el mismo día es una trágica historia de amor altamente lacrimógena, si vas a verla, asegúrate de disfrutar de tu llanto.

Mi vida sin mí

mi-vida-sin-ti

Ann es una joven mujer cuya vida ha surgido en medio de numerosas dificultades. A pesar de la adversidad, cuenta con el amor de sus dos hijas y su marido y tiene un pequeño hogar en dónde refugiarse con ellos. Sin embargo, el panorma se vuelve devastador el día en que le diagnostican un agresivo cáncer que le quitará la vida en poco tiempo. Ann comienza un elaborado plan cuyos objetivos debe cumplir antes de partir para dejar “su vida” en marcha y garantizar el bienestar de sus pequeñas. Tremendamente humana y desgarradora, esta cinta te arrancará una a una todas tus lágrimas.

Lo imposible 

lo-imposible

Para sus vacaciones navideñas María y Henry deciden viajar a Tailandía junto con sus tres hijos. Disfrutan de un paradisiaco descanso hasta que un tsunami azota la costa en donde se hospeda la familia. Basada en una historia real, esta película cuenta una historia de lucha, búsqueda desesperada y amor familiar. Durante toda la cinta el espectador sigue con ansiedad los pasos de padres e hijos en la reconstrucción de un vínculo imposible de romper. Si todavía no la has visto y te gustan las historias conmovedoras y emocionantes, esta puede ser tu próxima elegida.

La vida es bella

la-vida-es-bella

Tal vez es la película que más ha hecho llorar al mundo en los últimos tiempos. La vida es bella es un clásico del drama y el romance. Cuenta una historia de amor que inicia con la segunda guerra mundial. Es inevitable que se nuble la mirada con sus escenas más conmovedoras, pero también está llena de humor y ternura. Si todavía no has disfrutado de esta joya del cine, tienes una deuda con tu corazón y tu sensibilidad humana.

Million Dollar baby

million-dollar-baby

Million Dollar baby cuenta la historia de un vínculo entrañable que se teje entre Frankie Dunn, un rudo entrenador de boxeo que llega al final de su carrera, y Maggie Fitzgerald, una boxeadora tenaz y entregada. Dunn se niega a entrenar a Maggie, ya que considera que el boxeo no es para mujeres y no tiene fe en su talento. Ella, día a día inistirá para tenerlo como entrenador y ganarse su confianza. Sabe que esta es la única esperanza que tiene de sobresalir en un medio hostil como el del deporte que practica. Ser boxeadora es un sueño y su boleto de salida del mundo agobiante en el que vive. Juntos consiguen escalar paso a paso hasta llegar a pelear en las más altas comepetencias y pisar los más codiciados podios, pero algo hará que Dunn se arrepienta de todo el esfuerzo que hizo para llevar a Maggie a la cima. Aprieta el botón de “play” y prepárate para recibir un knockout directo al corazón.