Hombres mentirosos: estas son las palabras que más usan

Janine Driver, quien es considerada experta en detección de mentiras y autora del  libro “You Can’t Lie to Me” (Tú no puedes mentirme) dio a conocer algunos detalles que podrían ayudar a las mujeres a detectar a los hombres mentirosos.

Típicas palabras de los hombres mentirosos

 “Nunca”

La experta señala que cuando alguien dice “Nunca” en lugar de “No”, es preocupante. Por ejemplo, si le preguntas ¿Tú hiciste esto? y responde “Yo NUNCA haría eso” en vez de decir simplemente “No” o “No lo hice”, es señal de una potencial mentira.

“Eso”

Los mentirosos suelen agregar “eso” o “esa” a cualquier sustantivo. “Esa mujer”, “ese tipo”, “ese dinero”, son algunos ejemplos. Según la experta, éste es un intento subconsciente de distanciarse de la palabra. “Este es un truco común de los manipuladores”, dice.

“Sí, señora” (con disgusto)

Si tu pareja te dice “Sí, señora” de la nada y con actitud defensiva, podría estar ocultando algo. Puede que se sienta estresado, porque sabe que está en problemas, asegura la autora.

“Por cierto…”

Los mentirosos utilizan frases como éstas para minimizar lo que dirán a continuación, que por lo general es la parte más importante de la historia que cuentan. Cuando esto pase, presta atención a lo que dice después del “por cierto”. Por ejemplo: “Ayer fui a un happy hour con mis compañeros… y por cierto, estaba mi ex”.

“Pero”

Los mentirosos suelen tratar de restar importancia a lo que dicen con esta palabra, así que pon atención cuando alguien dice algo como: “Yo sé que esto va a sonar extraño, pero…” o “Yo sé que piensas que estoy mintiendo, pero…”

“¿Por qué yo haría eso?”

Es una de las frases favoritas de los mentirosos, pues la usan para ganar un poco de tiempo para averiguar qué decir a continuación. Entre las variaciones están “¿Qué clase de persona crees que soy?”, “¿Me estás diciendo mentiroso?”, y “Yo sabía que esto iba a pasar a mí”.

“Dejé” o “abandoné”

La especialista dice que hay ocasiones en que debes usar estas palabras en una frase, pero es raro cuando alguien las utiliza cuando no corresponde. Por ejemplo, los mentirosos en lugar de decir “me fui para la casa a las 6″, señalan “Dejé (o abandoné) el lugar a las 6″. Según ella, esto podría dar indicios de un deseo de “dejar” el engaño atrás.