¿Mamá primeriza? Te enseñamos cómo cuidar de ti misma

¿Mamá primeriza? Te enseñamos cómo cuidar de ti misma

Tener un bebé puede ser una de las experiencias más felices de tu vida. Sin embargo, sabes que va a implicar sacrificar tiempo que antes tenías para ti misma. Y si bien la maternidad es una actividad demandante, lo cierto es que la clave para encontrar el equilibrio entre la atención que le das a tu bebe y las horas que te dedicas a ti es mucho menos complicado de lo que imaginas. Con estos cinco consejos reconquistarás, poco a poco, esos pequeños espacios de tu vida que echas en falta.

Sal de la casa

No seas una prisionera en tu propia casa. De hecho, tanto a ti como al bebe les viene bien una caminata y algo de aire y sol al día. Organiza tu jornada de manera tal que a media tarde puedas salir a dar un paseo, caminando o en el auto con tu bebe.

Camina y corre mientras paseas al bebé

Si eras una persona activa antes de tener al bebé seguramente vas a sentir el cambio drástico de tu rutina. Recupérala poco a poco, un paso a la vez. Puedes empezar a salir a caminar o correr con el bebé. Hay coches especiales que te hacen mucho más fácil esa tarea. Tienen ruedas más grandes y son más resistentes para pasar por los huecos y baches sin que correr riesgo de caídas. Te aseguro que será muy divertido. Además, si acompañas estos paseos con una aplicación que mida los pasos podrás saber exactamente cuántos kilómetros recorres.

Entra en modo zen

Para cuidar mejor a tu bebé primero debes cuidar de ti misma. No dejes que el estrés te gane y te ponga de mal humor. Planifica una salida para despejar tu mente. Pídele apoyo a tu pareja, a tus padres, algún amigo de confianza que pueda quedarse unas horas cuidando del bebe. Un café en tu lugar favorito o tal vez ver una película te ayude a recuperar el equilibrio.

El conocimiento es poder

El primer bebé es un reto. Todo es nuevo para ti y no sabes por donde empezar o qué hacer exactamente. Para evitar el desconcierto inicial de tener un bebé en casa deberías informarte al respecto. Consigue algunos libros sobre el cuidado de niños y bebés. Muchos de estos libros son escritos por expertos pediatras y psicólogos infantiles que te dirán exactamente cómo afrontar paso a paso cada situación.

Noche de juegos

Muchos papás y mamás primerizos se alejan drásticamente de sus amigos cuando llega un bebé a sus vidas. No dejes que este sea tu caso. Una vez al mes implementa una noche de juegos. Así, podrás recibir a un par de amigos sin necesidad de salir de casa. Si planeas el día con cautela el bebé podría ya estar durmiendo cuando lleguen tus invitados.

Fuente: Cheryl Butler, Mighty Mommy