Me Abandonaste!! Gracias a tí me convertí en una HEROÍNA para mis HIJOS

Madres que son mamá, papá… que son todo! Nos enseñan lo que significa amar!

Todo será por tus hijos. Encontrar esa fuerza en tu interior que te saque adelante por ellos es lo que te permite permanecer de pie. Siempre hay algo que aprender. Esa es la primera lección que asimilarás luego de sufrir un abandono. Tienes la brillante oportunidad de comenzar de nuevo, de ser para tus hijos esa heroína que los llevará de la mano por la vida hasta que aprendan a levantar su propio vuelo.

 La paz del hogar

Lograr que tu casa no sea un lugar de discusiones y peleas permanentes, es el objetivo. Ese espacio se convertirá en un lugar de entorno saludable donde tus hijos y tú puedan moverse con absoluta libertad y sobre todo, en paz. Será para ti reconfortante que no te encuentres con las malas expresiones y molestias. Es importante que a partir de ahora tu casa sea un hogar, un refugio de paz, donde tus hijos se sientan cómodos y felices, compartiendo tiempo de calidad, fortaleciendo los lazos de la familia que empiezas a construir con ellos.

 Invertirás más tiempo en ti misma

Es el mejor momento de dedicarte a ti. Puedes tener tiempo para estar contigo, para comprenderte y consentirte. Ya lo principal no eres tú, la preocupación de qué hacías, qué pensarías o qué dirías se ha ido. Poco a poco fue alejándose la necesidad de estar más pendiente de otros que de ti.

Cuando comiences a cuidarte y a quererte más a ti, será el momento de querer de manera saludable a tus niños y a las personas que te valoran y aprecian. Tomarás conciencia y entenderás que verdaderamente no has perdido, sino por el contrario, ganaste la oportunidad de fortalecerte y de enseñar con tu ejemplo a tus hijos.

 La paz del hogar hace niños felices

Es cierto que será para los niños una prueba que superar, pero puedes darles las herramientas para recuperarse de la marca que deja la ausencia del padre. Si bien los niños quedarán tristes, serán capaces de recuperar la tranquilidad siempre que te vean a ti bien y reconfortada.

Ya no escuchan gritos, ni quedan en medio de peleas, de silencios incomodos o lagrimas escondidas. Ahora, solo recibirán amor y vivirán en un hogar feliz.

 Descubre tus capacidades

Además del crecimiento espiritual, emocional y mental, también descubrirás que eres capaz de solventar muchas cosas tú sola.

Cuando caigas en la cuenta de que definitivamente el padre está ausente, que ya no podrás delegarle nada, también descubrirás que puedes hacer todo lo que te propongas. Tú tienes las fuerzas para ocuparte de tu casa. Lo que realmente aprenderás es tener mayor confianza en ti misma.

Socializa cuando te sientas preparada

Quizás te hayas alejado de muchas amistades o solo estabas dentro de un reducido círculo, ahora, con un hogar en paz, se multiplicarán las visitas, las ocasiones para compartir con familiares, antiguas amistades y nuevas personas que le irán imprimiendo felicidad a esta nueva realidad que tu pequeña y renovada familia tiene hoy. Suelen decir que la vida es mejor cuando es compartida, y realmente es así, si se tiene más tiempo para estar con personas valiosas.

 Te vuelves más tolerante

Así tus hijos pueden experimentar un desarrollo feliz y equilibrado en un núcleo familiar que según, algunos patrones establecidos de la sociedad, no es el indicado o más apropiado. Experimentarás de primera mano que un hogar donde no está un padre, realmente puede ser un entorno maravilloso y mucho mejor de lo que lo era cuando él estaba presente. Esto ha hecho que tus hijos y tú se vuelvan más tolerantes con personas que escogen caminos o piensan diferente.

No hace falta seguir un determinado recorrido o guía para salir adelante en estas circunstancias, siempre que tus acciones estén llenas de buena intención y no realices daño a los demás ni a ti misma, confiando en tu capacidad de crecer junto a tus hijos y ofrecerles una vida digna.

El oasis de un hogar sin discusiones

En ocasiones, las discusiones y los desacuerdos reinan en los hogares con familia convencional con padre y madre en crisis a la hora de tomar una decisión o acción. Tu hogar estará en calmaAquellas constantes discusiones ya no están, es algo que los niños pueden percibir de diferente y que les permitirá desarrollar una vida armoniosa.

 La relación con tus hijos quedará fortalecida

La unión entre tus hijos y tú, al contrario de desmoronarse, se fortaleció y crece cada día más mientras comparten momentos, ideas y quehaceres. Se convertirán en su propio refugio mutuo, cada vez que haya que vivir situaciones buenas o malas estarán allí para apoyarse, cargándose de amor y alimentando su fortaleza mutua para resistir los embates que la vida les puede presentar.

Se acompañarán y se protegerán para resistir cualquier golpe de la vida, como soldados en medio de una batalla, pero también para celebrar a máximo los logros que alcanzarán. Estarán más unidos y más fortalecidos. Es la oportunidad de redescubrir la vida juntos y sus lazos de amor eterno.