Hombre violó a sus hijas gemelas y publicó las imágenes del crimen en Internet

Un sujeto, que laboraba como periodista, de 45 años, pasaría los próximos 33 años en la cárcel; luego de compartir imágenes de los abusos sexuales que cometía contra sus dos hijas en una página web de pedófilos.

El violador, que reside en la comarca de A Mariña, España, y es padre de dos niñas gemelas y un niño, se encuentra recluido en régimen de prisión preventiva; luego que en 2003 fue condenado a 3 años de cárcel por tenencia de pornografía infantil.

En esa fecha, el hombre se justificó diciendo que estaba recopilando material para escribir un libro sobre la pederastia que, finalmente, llegó a publicar. Sin embargo, se descubrió que, en 2015, cuando sus hijas tenías 4 años, abusó de estas y captó el crimen en imágenes para compartirlos en la página de pedófilos de Internet llamado Pedoleaks.

Según la Fiscalía, Pedoleaks estaba reservado a un reducido círculo de pedófilos y era muy difícil acceder a él.

“Se trata de un círculo en el que los pedófilos no buscan un lucro económico, sino intercambiar entre ellos material de alta calidad, al que no se tendría acceso fuera de un ámbito restringido”, señaló.

En este sitio web, el periodista alardeaba de tener acceso a menores para poder producir contenido pornográfico y confirmó que tuvo sexo con su hija de cinco años por el periodo de un año.

Además, para probar que era él quien realizaba los actos, dedicó sus crímenes a los integrantes del grupo y se ofreció a realizar actos sexuales “a la carta” pero sin mostrar el rostro de las niñas.

Por otra parte, la Fiscalía informó que las menores no presentan lesiones físicas ni muestran síntomas de problemas emocionales o cognitivos, aunque sí síntomas ocasionales de problemas funcionales, como pesadillas y conductas hipersexualizadas, anormales para niñas de su edad.

Sujeto violó a su hijastra de 2 años y lo grabó en video

Un horrible crimen se registró en Tijuana, Baja California, en México. Un hombre violó a su hijastra de solo dos años de edad y capturó su crimen en un video, que guardó entre sus más preciadas pertenencias.

El violador aprovechó que su pareja no se encontraba en la vivienda para ultrajar sexualmente a la pequeña. La madre de la menor quedó horrorizada cuando halló entre las cosas de su pareja, en quien confió la salud e integridad de su hija, un usb con el espeluznante video.

El enfermo sexual había grabado el momento en que violaba a la pequeña. De inmediato, la madre de la víctima acudió al Ministerio Público a denunciar a su actual pareja sentimental y la
Policía logró detener al sujeto.

El sujeto fue identificado por la Policía, pero solo informaron a los medios sus nombres: Jaime Alejandro. La detención se realizó el último miércoles y, esta mañana, se realizó una orden de cateo en el domicilio.

En la inspección, se buscaron evidencias como ropa, cobijas y la computadora para documentar el caso. La Policía informó que Jaime Alejandro fue judicializado por los delitos de violación equiparada agravada a menor de 18 años de edad y en las próximas horas se determinará su situación jurídica.

100 feministas se desnudan contra la violencia hacia las mujeres en Argentina

Fueron más de 100 mujeres feministas las que se desnudaron en la capital Argentina, frente al palacio presidencial, para protestar por la violencia contra las mujeres, que crece cada día. Sin ir más lejos, durante el mes de abril se registró 1 femicidio diario durante este año.

Con la consigna “Femicidio es genocidio” se desvistieron públicamente con gritos de protesta. Fueron miembros de la Fuerza Artística de Choque Comunicativo (FACC) las que realizaron esta protesta performática, como preludio a la próxima marcha del colectivo NiUnaMenos, que se celebrará 3 de junio en Argentina.

En las redes sociales, el hashtag #FemicidioEsGenocidio rápidamente se volvió viral, mostrando cientos de fotos y videos de la protesta.

“Las señoras mayores lloraban porque en su tiempo no podían hablar en voz alta, los hombres sorprendidos por la crueldad de estos tiempos” declaró una manifestante.

Cada día gritamos con más fuerza ¡Ni una menos!

¡Indignante! Mató, descuartizó y quemó a su novia de 15 años y ahora, libre, busca pareja en Tinder

Luciana asesinada por su novio pablo

Pablo Cuchán fue protagonista de uno de los crímenes más brutales que se recuerde en Bahía Blanca, Argentina. Lo condenaron en 2007 a 17 años de prisión por haber asesinado, descuartizado e incinerado en una parrilla a su novia de 15 años, Luciana Moretti. Sin embargo, como nunca obtuvo sentencia firme, lo liberaron al cumplir 11 años preso y ahora, busca pareja en Tinder.

En su informe las profesionales aseguraban que “no hay criterios para la continuidad del tratamiento psicológico” y que la conducta de Cuchán condice con “la adaptación que logró en su nueva vida”. Casi al mismo tiempo su última pareja, una empleada municipal, denunció al portal bahiense La Brújula 24, haber sido víctima de sus agresiones.
La mujer contó que Cuchán, de quien se había separado hacía poco tiempo, le cruzó el auto en la calle arrancándole uno de los espejos retrovisores y a los gritos le pedía que lo perdonara y volviera con él. Asustada, ella se fue directo a la comisaría.

Ya en libertad, la actividad del femicida en Facebook y ahora en la red social Tinder, genera por lo menos polémica al tratarse de un sitio para conocer gente con la intención de encontrar pareja o alguna relación casual.

El crimen de Luciana.

Luciana asesinada por su novio pablo

Pablo Cuchán tenía 25 años cuando, según declaró, no supo qué hacer con el cuerpo de su novia y decidió quemarla en la parrilla de su casa. Era el 16 de octubre de 2004 y Luciana Moretti tenía entonces 15 años.

Durante el juicio tres años después, aseguró que la chica había muerto de una sobredosis de cocaína y que él se asustó. Al creerla muerta, siempre según su relato, la llevó hasta el quincho, la acostó en la parrilla y la prendió fuego con “20 litros de solvente y 10 bolsas de leña”.

“En la cabeza estaba mi vida entera, 2 millones de preguntas y 2 millones de respuestas que en ese momento no tenía para dar”. Más tarde sostuvo que abrió el fogón y empezó a sacar lo que había: “Junté todo, lo puse en bolsas y después lo tiré. Limpié el fogón… ordené todo…”.

El día que lo condenaron Cuchán pidió perdón a sus padres y hermana, a la familia de Luciana y a todos los que confiaban en él.