¿Por qué las mujeres pensamos en ser infieles?

Cuando una mujer decide ser infiel a su esposo definitivamente su matrimonio carece de amor, respeto, comunicación y compromiso. La ciencia explica que los hombres se enamoran fácilmente por la vista y las mujeres se enamoran por el sentido del oído, por esa razón a quien comúnmente se le atribuye el concepto de infidelidad es a los hombres.

Pero no siempre es así, las mujeres que piensan en ser infieles es porque existen muchas razones de peso para hacerlo. Sin embargo no existe una justificación para engañar a la pareja y mentir, es recomendable la comunicación en un matrimonio para expresar todo tipo de sentimientos y razones por las que creen que su relación se está destruyendo, antes de actuar sin pensar en las consecuencias.

Una mujer nunca engaña a su pareja por sentir algún tipo de atracción física hacia otra persona, debido que la mente de la mujer se enfoca en sentimientos y emociones. Sin embargo es mucho más doloroso en un matrimonio que la mujer sea infiel que el hombre.
Los motivos y razones son muchas pero las más comunes son:

1. Es malo en la intimidad

La intimidad ha cambiado y se ha convertido en una rutina donde la mujer ya no siente atracción por su pareja. En muchas ocasiones los matrimonios se acostumbran a tener intimidad sexual siempre de la misma forma y eso carece de pasión.
Otra razón, es la poca actividad en la intimidad, donde se rechaza a la pareja constantemente sin alguna explicación lógica, dejando que la imaginación, las suposiciones y sobre todo la inseguridad invadan la mente de la mujer. Por tal motivo una mujer pensará en serle infiel a su pareja.
Evita sufrir cualquier situación similar y platica con tu esposo. Recuerda que la intimidad es muy importante en un matrimonio.

2. La vida es una rutina

Si la vida en un matrimonio se ve sumergida en dos cosas, trabajo-casa o casa-trabajo, la relación se vuelve monótona, rutinaria y sin diversión. Sé que las responsabilidades y obligaciones se deben cumplir para brindar a la familia una estabilidad en la vida, sin embargo por nada de mundo deben dejar entrar la rutina y el aburrimiento en su matrimonio.
Las mujeres necesitan de la inventiva de sus esposos, enfrentar nuevos retos, experimentar aventuras y explorar vivencias diferentes.

3. Diferentes intereses

Ningún matrimonio puede ser feliz cuando ya no existen muestras de amor, cariño y romanticismo. La mujer que decide ser infiel por esa razón, siente un vacío en su corazón que solo será llenado por otra persona que la haga sentir atractiva, sexy y hermosa.

En la vida matrimonial es indispensable que ambas partes cuiden y satisfagan las necesidades de cada uno; conocer a la pareja y no perder el contacto físico es lo que une el lazo del amor.

4. Mucho tiempo sola

La falta de atención del hombre hacia la mujer es motivo para pensar en una infidelidad. Si el esposo se la pasa la mayor parte del día en su trabajo o conectado a su celular o computadora, estará desarrollando en su esposa sentimientos que afectan su salud, como baja autoestima (al creer que no le importa a su marido) o depresión.

Cuando la relación ya no es pareja y solo se vive para uno mismo ignorando la compañía del otro, es razón suficiente para pensar en la infidelidad.

5. “Ojo por ojo”

Desafortunadamente este punto es puro dolor en la relación, cuando la mujer decide perdonar la infidelidad de a su esposo, pero solo en palabras y no con el corazón, desata el sentimiento de la venganza y deseo de actuar de igual forma que su esposo lo hizo.

Mucho dolor y pensamientos negativos existen en este tipo de parejas, pues nunca se dejan el uno al otro por cualquier razón (hijos, dinero, sociedad) y siguen aparentando ser felices.

Cualquier tipo de infidelidad (física, de pensamiento o virtual) no es justificada tanto para hombres como para mujeres. Lo mejor es aceptar que la relación y el amor se terminó que seguir alimentando odios, venganzas, rencores en el corazón de la pareja. Sin embargo siempre que hay amor se puede llegar a perdonar una infidelidad.

Cuando una mujer es infiel, ¿qué busca en su amante?

Ser infiel no sólo es cosa de hombres, tenemos que aceptar que las mujeres también podemos engañar a nuestra parejas. De acuerdo con un estudio, hay una clara diferencia entre las motivaciones de una mujer para ser infiel. Además, cuando lo es, busca algo específico en su amante. A diferencia de los hombres, que son más impulsivo y oportunistas en cuanto a las infidelidades. Cabe mencionar, que el físico para ellos juega un papel muy importante.

LOS MOTIVOS DE UNA MUJER PARA SER INFIEL

Según un estudio reciente, las mujeres no suelen tener un romance solo por la adrenalina de vivir un amorío o para sentirse más atractivas y poderosas, como es el caso de los caballeros. Una mujer es infiel porque se siente insegura y aburrida de su relación de pareja. Cuando la relación es monótona o aburrida las mueres suelen hacer dos cosas. La primera es invertir en ellas, gastan grandes cantidades de dinero en ropa, cortar y pintarse el cabello o arreglarse las uñas. Si esto no las ayuda a sentirse mejor entonces buscan un amante.

CUANDO UNA MUJER ES INFIEL ¿QUÉ BUSCA?

Las mujeres al tener una relación que no consideran estable o interesante es muy probable que terminen buscando un amante. Cuando una mujer es infiel busca llenar esos vacíos que su relación no llena. Lo interesante, según el estudio, es que para las mujeres nada tiene que ver el aspecto físico de su amante, ni de su pareja. Los resultados de este estudio demuestran que las mujeres buscan un hombre que las haga sentir seguras. Además, que les preste atención y les dedique tiempo; así como también que les brinde comodidad en la intimidad.

En conclusión, las mujeres que son infieles buscan un hombre que las haga sentirse escuchadas y deseadas.

¿Por qué las mujeres ponen el cuerno?

¿Quiénes son más infieles: las mujeres o los hombres? Por muchas razones diferentes solemos pensar que son ellos los que más ponen el cuerno. La realidad es que la mayoría de los hombres infieles buscan a otra mujer como amante, si no, todos los infieles tendrían que volverse homosexuales. Es por eso que se vuelve tan interesante conocer el otro lado de la moneda: la mujer infiel.

LAS DIFERENCIAS ENTRE GÉNEROS

giphy_lilowhy

Quizás nuestra reputación no esté tan manchada, pero no nos dejemos engañar: Las mujeres sí ponen el cuerno. Hay estudios que demuestran que normalmente los hombres ponen el cuerno buscando más sexo, y de estos, 56% tiene un matrimonio feliz. Mientras tanto, las mujeres que ponen el cuerno suelen buscar llenar un vacío emocional y la mayoría tienen un matrimonio infeliz. Si no, pregúntale a estas 14 mujeres que nos confiesan los verdaderos motivos detrás de su amorío.

POR ATENCIÓN

giphy_sadbritney

  • “Engañé a mi novio porque no me sentía apreciada. Muchos hombres me tiran la onda así que conseguí a alguien que me prestara atención porque él no lo hacía”.
  • “Fui infiel a mi novio porque estaba demasiado ocupado con su trabajo. Resultó que estaba trabajando tiempo extra para comprarme un anillo de compromiso”.
  • “Le puse el cuerno a mi novio porque no me contestaba los mensajes de texto suficientemente rápido y otro hombre lo hizo”.
  • “Engañé a mi novio porque no le daba suficientes cumplidos a mis boobs“.
  • “Le fui infiel a mi pareja de larga distancia porque no lo había visto en muchísimo tiempo y necesitaba acostarme con alguien”.
  • “Una vez le fui infiel a mi novio porque pensé que le había dicho que deberíamos darnos un tiempo, pero en realidad se me olvidó”.
  • “Engañé a mi novio con tipo de mi pasado porque siento que le gusto más a él que a mi novio”.

giphy_orlandocheater

POR VENGANZA

giphy_peterpancheating

  • “Terminé poniéndole el cuerno a mi novio porque se la pasaba dándole cumplidos a mi amiga en mi fiesta de cumpleaños”.
  • “Decidí engañar a mi novio porque él me puso el cuerno. No me arrepiento”.
  • “Engañé a mi novo porque pensé que él no me hacía feliz… pero así me di cuenta de cuánto lo amo realmente. No lo merezco”.
  • “Engañé a mi novio porque me usaba por mi dinero. Los regalos caros que le compraba, la casa que tenía y el dinero que gano gracias a dos empleos”.

giphy_proposalpfft

CUANDO EL SEXO ES UN PROBLEMA

giphy_ashleymadisoncheating

  • “He engañado a mi novio varias veces porque se rehúsa a darme sexo oral. Otros hombres no tienen ningún problema”.
  • “Engañé a mi novio cuatro veces porque el sexo con él era pésimo”.
  • “Mi novio se negaba a probar nuevas cosas en la cama. Así que le fui infiel. ¡No puedo vivir son un solo tipo de relaciones!”.

giphy_katdenningswhut

¿Has sido infiel alguna vez?

9 señales de una mala niñera

No siempre es fácil saber si la persona que cuida a tu hijo está haciendo bien su trabajo. Atenta a estas señales.

No siempre es fácil saber si la persona que cuida a tu hijo está haciendo bien su trabajo. Para estar segura, es probable que tengas que hacer un poco de investigación sobre qué sucede cuando tú no estás en casa.

Algunos padres que tienen sospechas, alquilan monitores que colocan sin avisar a la niñera. Estas señales te pueden ayudar a distinguir si la niñera que has elegido no es la adecuada, sin llegar al extremo de espiarla.

Podrías tener un problema en manos si:

1) Tu hijo parece asustado de ver a la niñera o se ha vuelto ansioso y aislado.

Muchas veces, los niños necesitan un período de ajuste para acostumbrarse a una nueva niñera. Tu hijo podría llorar o hacer berrinches al principio. Eso es normal. Pero si tu hijo se muestra temeroso o continúa triste, vale la pena investigar.

Una cuidadora infantil no puede sustituir nunca a la mamá o al papá, pero un niño necesita sentirse cómodo en compañía de su niñera. A lo mejor tu hijo y su cuidadora no han podido estrechar una relación, o la niñera no proporciona el tipo de cuidado cariñoso y acogedor que tu hijo necesita. Como en toda relación humana, entenderse bien y sentir afinidad con otra persona es importante. Si sospechas que algo grave está sucediendo, infórmate sobre los síntomas de abuso infantil.

2) Tu niñera no te da detalles sobre lo que hizo durante el tiempo que pasó con tu hijo. Lo que tu hijo hace cuando está con su niñera no debe ser un secreto.

Cuando llegas a casa es normal que quieras saber qué hizo el niño y qué pasó el tiempo que estuvieron separados. Si tu niñera no te da explicaciones claras es porque no es buena para comunicarse o porque tiene algo que esconder.

3) Tu hijo ha sufrido demasiados accidentes fáciles de evitar.

Una niñera debe vigilar a tu hijo constantemente, lo cual significa que tiene que saber dónde está y qué está haciendo en todo momento, para evitar que se lastime. Sólo puede dejar de vigilarlo cuando está jugando en un lugar seguro y al alcance de su vista.

4) No sigue tus instrucciones o critica constantemente tu forma de educar al niño.

El cuidado de tu hijo es cosa de las dos, ambas deben trabajar en equipo, y la niñera debe respetar las instrucciones que le des. Aunque la niñera, que pasa muchas horas con tu niño, también pueda aportar sugerencias, no debes permitir que actúe constantemente como si supiera más que tú. Si no están de acuerdo en cosas como la nutrición de tu hijo, su sueño y seguridad, por ejemplo, la relación no funcionará.

5) Llega tarde con frecuencia.

Una niñera poco confiable llegará tarde con frecuencia y arruinará tus propios horarios. Encuentra a alguien responsable y considerado con tus necesidades. Llegar tarde o no acudir al trabajo sin ofrecer una explicación puede significar que esa persona tampoco es responsable con las atenciones que tu hijo necesita.

6) Encuentras a tu hijo muy sucio y descuidado.

Los niños se ensucian al jugar, pero si tu hijo siempre tiene gelatina en los dedos de la última comida, o si necesitas cambiarlo cada vez que lo recoges, es un problema. Si la cuidadora de tu pequeño no puede hacerse cargo de las cuestiones más básicas, no está dando respuesta adecuada a las necesidades de tu hijo.

7) Sus explicaciones no te convencen.

No toleres a ninguna persona que robe, mienta o te engañe de ninguna forma. La persona que contrates para cuidar de tu hijo tiene que merecer tu confianza para que pueda existir una buena relación de trabajo.

8) Encuentras constantemente a tu hijo hambriento y cansado.

Si tu hijo come como si no hubiera probado bocado en todo el día o está tan cansado que apenas puede mantener los ojos abiertos es una señal de alerta. Su niñera puede no estar siguiendo tus instrucciones sobre su alimentación o siestas.

9) Simplemente tienes un mal presentimiento sobre ella.

Si tienes dudas, confía en tu instinto de papá o mamá, es posible que estés en lo correcto. Si tu niñera no te convence totalmente, busca otra.