¿Por qué las mujeres pensamos en ser infieles?

Sharing is caring!

Cuando una mujer decide ser infiel a su esposo definitivamente su matrimonio carece de amor, respeto, comunicación y compromiso. La ciencia explica que los hombres se enamoran fácilmente por la vista y las mujeres se enamoran por el sentido del oído, por esa razón a quien comúnmente se le atribuye el concepto de infidelidad es a los hombres.

Pero no siempre es así, las mujeres que piensan en ser infieles es porque existen muchas razones de peso para hacerlo. Sin embargo no existe una justificación para engañar a la pareja y mentir, es recomendable la comunicación en un matrimonio para expresar todo tipo de sentimientos y razones por las que creen que su relación se está destruyendo, antes de actuar sin pensar en las consecuencias.

Una mujer nunca engaña a su pareja por sentir algún tipo de atracción física hacia otra persona, debido que la mente de la mujer se enfoca en sentimientos y emociones. Sin embargo es mucho más doloroso en un matrimonio que la mujer sea infiel que el hombre.
Los motivos y razones son muchas pero las más comunes son:

1. Es malo en la intimidad

La intimidad ha cambiado y se ha convertido en una rutina donde la mujer ya no siente atracción por su pareja. En muchas ocasiones los matrimonios se acostumbran a tener intimidad sexual siempre de la misma forma y eso carece de pasión.
Otra razón, es la poca actividad en la intimidad, donde se rechaza a la pareja constantemente sin alguna explicación lógica, dejando que la imaginación, las suposiciones y sobre todo la inseguridad invadan la mente de la mujer. Por tal motivo una mujer pensará en serle infiel a su pareja.
Evita sufrir cualquier situación similar y platica con tu esposo. Recuerda que la intimidad es muy importante en un matrimonio.

2. La vida es una rutina

Si la vida en un matrimonio se ve sumergida en dos cosas, trabajo-casa o casa-trabajo, la relación se vuelve monótona, rutinaria y sin diversión. Sé que las responsabilidades y obligaciones se deben cumplir para brindar a la familia una estabilidad en la vida, sin embargo por nada de mundo deben dejar entrar la rutina y el aburrimiento en su matrimonio.
Las mujeres necesitan de la inventiva de sus esposos, enfrentar nuevos retos, experimentar aventuras y explorar vivencias diferentes.

3. Diferentes intereses

Ningún matrimonio puede ser feliz cuando ya no existen muestras de amor, cariño y romanticismo. La mujer que decide ser infiel por esa razón, siente un vacío en su corazón que solo será llenado por otra persona que la haga sentir atractiva, sexy y hermosa.

En la vida matrimonial es indispensable que ambas partes cuiden y satisfagan las necesidades de cada uno; conocer a la pareja y no perder el contacto físico es lo que une el lazo del amor.

4. Mucho tiempo sola

La falta de atención del hombre hacia la mujer es motivo para pensar en una infidelidad. Si el esposo se la pasa la mayor parte del día en su trabajo o conectado a su celular o computadora, estará desarrollando en su esposa sentimientos que afectan su salud, como baja autoestima (al creer que no le importa a su marido) o depresión.

Cuando la relación ya no es pareja y solo se vive para uno mismo ignorando la compañía del otro, es razón suficiente para pensar en la infidelidad.

5. “Ojo por ojo”

Desafortunadamente este punto es puro dolor en la relación, cuando la mujer decide perdonar la infidelidad de a su esposo, pero solo en palabras y no con el corazón, desata el sentimiento de la venganza y deseo de actuar de igual forma que su esposo lo hizo.

Mucho dolor y pensamientos negativos existen en este tipo de parejas, pues nunca se dejan el uno al otro por cualquier razón (hijos, dinero, sociedad) y siguen aparentando ser felices.

Cualquier tipo de infidelidad (física, de pensamiento o virtual) no es justificada tanto para hombres como para mujeres. Lo mejor es aceptar que la relación y el amor se terminó que seguir alimentando odios, venganzas, rencores en el corazón de la pareja. Sin embargo siempre que hay amor se puede llegar a perdonar una infidelidad.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!