Prendas que no debes usar si tienes menos de 20

Existen prendas adecuadas para cada edad. Para sacar lo mejor de ti, debes aprender a vestirte según tu edad, de lo contrario sólo te verás desaliñada y fuera de lugar. Si tienes menos de 20, lo peor que puedes hacerle a tu figura es lucir como una señora. Regla de oro: no le robes prendas a tu mamá. Puede que en tu mente se te vean preciosas, pero en realidad existen buenos diseños para cada edad.

PRENDAS MUY SASTREADAS

Dejemos este tipo de prendas para chicas con más de 20. A tu edad este tipo de prendas no son tan necesarias. Ya llegará el momento cuando tengas que usarlas. En cuestión de estilo, si eres una chica muy tradicional te recomiendo recurrir a prendas con un buen corte, pero sin que sean parte del conjunto de traje sastre. Después de todo, estás en una edad preciosa en la que puedes utilizar prácticamente cualquier prenda. Si tienes menos de 20 todo absolutamente todo le va bien a tu figura (menos las prendas de mamá).

NO ES DE TU TALLA

Dejemos en claro que cualquier prenda te puede ir bien mientras esta se ajuste a tu figura. Por otra parte. Procura que al elegir prendas en las tiendas no te queden mucho muy largas o grandes. De hecho, mientras más tela tenga la prenda, vas a verte más voluminosa y no precisamente en el buen sentido. Evita a toda costa lucir como un costal de papas.

PALAZZO

Los palazzos son preciosos; sin embargos son prendas sastreadas que van más para chicas que trabajan o son un poco mayores. No corras, en algún momento podrás usar este tipo de prendas y te verás guapísima. Mientras tanto, aprovecha tu juventud usando vestidos cortos, sin exagerar. Prendas con estampados, más colores y con tendencias de moda actuales. Atrévete a combinar varias prendas sobre otras.

FALDAS TUBO

Nunca lo hagas, esta prenda es para chicas de más de 20. No es que no puedas lucirlas con tu figura, pero está relacionada con la mujer que trabaja. Cuando una chica de menos de 20 la usa , parece que se ha disfrazado. Evita verte de más años de los que tienes. Al final, no le hace nada de bien a tu imagen. Disfruta ahora que puedes lucir preciosa sin tanto maquillaje ni tantas prendas elaboradas.