Propiedades cosméticas del Aceite de Argán

propiedades del aceite de argan

Sharing is caring!

Hola bellezas,

El Aceite de Argán es un producto natural resultado de la presión de las almendras extraídas de los frutos secos del argán, un árbol disponible sólo dentro del territorio de la reserva de biosfera del sur de Marruecos.

Actualmente, muchos laboratorios utilizan el aceite de Argán para el cuidado del cabello y la fabricación de otros productos de belleza.

Propiedades cosméticas del Aceite de Argán

  • Fortalece el cabello aportándole brillo y flexibilidad.
  • Hidrata el cabello después del baño de mar.
  • Estimula la regeneración y la oxigenación de la piel.
  • Aporta elasticidad a la piel.
  • Hidratación de la piel.
  • Antiarrugas.
  • Alimenta las fibras capilares.
  • Promueva la renovación celular.

Recomendaciones y Usos

El árbol de Arganda Spinosa, que crece sólo en el suroeste de Marruecos, es por sus características, un árbol único en el mundo.
Actualmente, muchos laboratorios utilizan el aceite de Argán para el cuidado del cabello y uñas y para la fabricación de jabones.

De hecho, el Aceite de Argán es por su contenido en insaponificables perfecto para el cuidado de las uñas y por su contenido en vitamina E, es ideal para combatir el envejecimiento y la sequedad de la piel.

En Marruecos han recurrido al Aceite de Argán como componente básico de su dieta y como elemento de la medicina tradicional.

Hace aproximadamente 2 décadas, los análisis químicos realizados al aceite de Argán, confirmaron sus valiosas propiedades nutricionales y dermatológicas (incluyendo el uso para acné, arrugas y heridas leves).

El Aceite de Argán además de una elevada cantidad de vitamina E, contiene un 80% de ácidos grasos esenciales: siendo 45% ácido oléico y 35% linoléico.

Aceite de argán para la cara

Su uso más común es su aplicación sobre el rostro. Pero para que nos proporcione sus mayores efectos beneficiosos, hay que tener en cuenta algunos aspectos.

1. Aplicación directa del argán

Si tenemos un cosmético con aceite de argán puro o en combinación con otros, un modo de disfrutar de sus propiedades consiste en extender unas gotas sobre la piel. Para ello, utilizaremos el cuentagotas o el dosificador que viene el envase y depositaremos sobre la yema de los dedos unas gotas. Después, impregnaremos nuestra cara con los aceites realizando suave masajes circulares y evitando la zona del contorno de ojos. Los masajes sobre la cara los debes hacer en forma de círculos pequeños desde la barbilla, y vas subiendo poco a poco hasta los pómulos. Después colocas los dedos sobre el centro de la frente, y realizas los mismos movimientos hacia el exterior. El proceso habrá terminado cuando la cara haya absorbido todo el aceite de argán. En el caso de tener acné leve, depositar una pizca del cosmético sobre cada grano, y darle leves golpecitos con la yema del dedo índice hasta su completa absorción.

2. Aplicación con una crema

Otra forma de dar un buen uso al aceite de argán, sobre todo en pieles secas, es depositar unas gotitas sobre la crema o el cremigel que uses a diario en tu rutina facial. Así obtendremos un ungüento mucho más nutritivo y mejoraremos considerablemente la hidratación. Esto es posible gracias a la presencia de vitamina E (o tocoferol), que es un potente antioxidante que combate los radicales libres, además de ácidos grasos insaturados y polifenoles esenciales para la vida. Como resultado obtendremos una piel suave y prevenida frente al envejecimiento prematuro, aunque también depende de la calidad de los cosméticos en cuestión que uses como apoyo. Desde aquí recomendamos la marca Dermohelp, ya que todos sus productos tienen una gran cantidad de principios activos naturales que combaten todos los signos de la edad, y además tienen cremas para todo tipo de pieles. Este procedimiento se tiene que repetir cada día, pues si no, no obtendremos los resultados deseados. Esto es como el gimnasio: hay que mantener una
constancia para que el producto consiga hacer efecto. Finalmente, existen productos para la cara que ya incorporan el aceite de argán, por lo que puede no ser necesario añadir el extracto oleoso en cuestión, pero hay que saber dónde comprarlo. Aún así, si tu piel es muy seca o incluso sensible, puede resultar conveniente para darle un plus a la crema y mejorar su efecto

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!