¿Qué es Acromegalia?

Sharing is caring!

Es una afección en la cual hay demasiada hormona del crecimiento en el cuerpo.

Causas
La acromegalia es una afección poco frecuente que se presenta cuando la hipófisis produce demasiada hormona del crecimiento. La hipófisis es una glándula endocrina del tamaño de una arveja, localizada en la base del cerebro, que controla, produce y secreta varias hormonas, por ejemplo, la del crecimiento.

La causa de la secreción de demasiada hormona del crecimiento generalmente es un tumor no canceroso (benigno) de la hipófisis.

La producción excesiva de la hormona del crecimiento en los niños produce gigantismo en vez de acromegalia.

Síntomas
Los síntomas de acromegalia pueden ser cualquiera de los siguientes:

Olor en el cuerpo
Síndrome del túnel carpiano
Disminución de la fuerza muscular (debilidad)
Disminución de la visión periférica
Fatiga fácil
Estatura excesiva (cuando la producción excesiva de hormona del crecimiento comienza en la niñez)
Sudoración excesiva
Dolor de cabeza
Ronquera
Dolor articular, movimiento articular limitado, hinchazón de las áreas óseas alrededor de una articulación
Huesos faciales grandes
Pies grandes (cambio en la talla de los zapatos), manos grandes (cambio en el tamaño del anillo o los guantes)
Glándulas en la piel grandes (glándulas sebáceas)
Agrandamiento de la mandíbula (prognatismo) y de la lengua (macroglosia)
Apnea del sueño
Engrosamiento de la piel, papilomas cutáneos
Dientes muy espaciados
Dedos de manos o pies ensanchados, con hinchazón, enrojecimiento y dolor
Otros síntomas que pueden ocurrir por esta enfermedad son:

Pólipos en el colon
Crecimiento excesivo de vello en las mujeres (hirsutismo)
Diabetes tipo 2
Aumento de peso (involuntario)
Pruebas y exámenes
El médico realizará un examen físico y hará preguntas acerca de los síntomas.

Se pueden ordenar los siguientes exámenes para confirmar el diagnóstico de acromegalia:

Glucemia
Hormona del crecimiento.
Nivel alto del factor de crecimiento insulinoide tipo 1 (IGF-1).
Radiografía de la columna vertebral
Resonancia magnética del cerebro, incluso la hipófisis
Ecocardiografía
Prolactina
Tratamiento
La cirugía para extirpar el tumor hipofisario que causa esta enfermedad a menudo corrige la hormona del crecimiento anormal. Algunas veces, el tumor es demasiado grande para extirparlo por completo. Las personas que no responden a la cirugía pueden necesitar irradiación de la hipófisis.

Se utilizan medicamentos después de la cirugía. Algunos pacientes son tratados con medicamentos en lugar de cirugía.

Después del tratamiento, será necesario que vaya al médico regularmente para constatar que la hipófisis esté funcionando normalmente. Se recomiendan evaluaciones anuales.

Expectativas (pronóstico)
La cirugía de la hipófisis es efectiva en la mayoría de los pacientes, según el tamaño del tumor y de la experiencia del cirujano.

Sin tratamiento, los síntomas empeorarán. Se pueden presentar afecciones como hipertensión arterial, diabetes y cardiopatía.

Cuándo contactar a un profesional médico
Consulte con el médico si:

Tiene síntomas de acromegalia.
Los síntomas no mejoran con el tratamiento.
Prevención
La acromegalia no se puede prevenir. El tratamiento oportuno puede evitar que las complicaciones de la enfermedad empeoren.

Nombres alternativos
Adenoma somatotrófico; Exceso de hormona del crecimiento; Gigante hipofisario (en la niñez)

U.S. National Library of Medicine

12718359_966175476751288_8833658708215662797_n 12728991_966175480084621_5822423285259329780_n

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!