¿Qué es el Carcinoma de células basales?

Sharing is caring!

El carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer en los Estados Unidos. La mayoría de los cánceres de piel son de células basales.

El carcinoma de células basales casi siempre es de crecimiento lento.

Otros tipos comunes de cánceres de piel son:

Escamocelular
Melanoma

Causas
La capa superior de la piel se llama epidermis. La capa inferior de la epidermis es la capa de las células basales. Con el cáncer basal, las células de esta capa son las que se vuelven cancerosas. La mayoría de los cánceres de células basales se producen en la piel que regularmente está expuesta al sol o a otro tipo de radiación ultravioleta.

Este tipo de cáncer de piel es más común en personas mayores de 40 años, pero puede ocurrir en personas más jóvenes que han tenido exposición extensa del sol.

Usted es más propenso a contraer cáncer de células basales si tiene:

Piel de color claro o pecosa
Ojos azules, verdes o grises
Cabello rubio o rojo
Sobreexposición a rayos X u otras formas de radiación
Muchos lunares
Parientes cercanos que tienen o han tenido cáncer de piel
Quemaduras solares múltiples y graves a comienzos de la vida
Exposición diaria al sol por tiempo prolongado (como la exposición al sol recibida por personas que trabajan al aire libre)

Síntomas
El cáncer de células basales crece lentamente y por lo general es indoloro. Es posible que no luzca tan diferente de la piel normal. Usted puede tener un crecimiento o protuberancia en la piel que es:

Nacarada o cerosa.
Blanca o rosada pálida.
De color carne o marrón.
Un parche de piel rojo y escamoso.
En algunos casos, la piel está sólo ligeramente levantada o incluso plana.

Usted puede tener:

Una lesión cutánea que sangra fácilmente
Una llaga que no sana
Puntos de supuración o costra en una llaga
Una llaga similar a una cicatriz sin haberse lesionado la zona
Vasos sanguíneos irregulares en o alrededor del punto
Una llaga con una zona deprimida (hundida) en el medio

Pruebas y exámenes
El médico revisará la piel y examinará el tamaño, forma, color y textura de cualquier zona sospechosa.

Si el médico piensa que usted podría tener cáncer de piel, se extraerá un pedazo de esta, lo cual se denomina biopsia de piel. La muestra se envía a un laboratorio para su análisis bajo un microscopio.

Una biopsia de piel se debe hacer para confirmar la presencia de un cáncer de piel de células basales u otros cánceres cutáneos.

Tratamiento
El tratamiento depende del tamaño, profundidad y la localización del cáncer de piel y de su salud general.

El tratamiento puede involucrar cualquiera de lo siguiente:

Escisión: cortar el cáncer de piel y utilizar puntos de sutura para unir la piel nuevamente.
Raspado y electrodesecación: raspado de las células cancerosas y uso de electricidad para destruir las células cancerosas que queden. Se utiliza para tratar cánceres que no son grandes ni profundos.
Criocirugía: congelamiento de las células cancerosas, lo cual las destruye. Se utiliza para cánceres que no son grandes ni profundos.
Medicación: cremas para la piel que contengan medicamento. Se utiliza para tratar cánceres que no son grandes ni profundos.
Cirugía de Mohs: extraer una capa de piel e inmediatamente examinarla bajo el microscopio; luego, retirar capas de piel hasta que no haya signos de cáncer. Por lo general se usa para cánceres de piel en la nariz, los oídos y otras áreas de la cara.
Terapia fotodinámica: tratamiento mediante el uso de luz. Se utiliza para tratar cánceres que no son grandes ni profundos.
Radiación: se puede emplear si un cáncer de células basales no se puede tratar con cirugía.
Quimioterapia: se puede usar para tratar cáncer de células basales que se haya propagado a otras partes del cuerpo o que no se pueda tratar con cirugía.
Grupos de apoyo
Puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. Compartir con otros que tienen experiencias y problemas en común puede ayudarlo a no sentirse solo.

Expectativas (pronóstico)
La mayoría de estos cánceres se curan cuando se tratan a tiempo. Algunos cánceres de células basales reaparecen. Los más pequeños tienen menos probabilidades de retornar.

Posibles complicaciones
El cáncer de piel de células basales casi nunca se disemina. Pero, si no se trata, puede propagarse hacia zonas circundantes y tejidos y hueso cercanos. En estos casos, el tratamiento puede dañar la apariencia de la piel.

Cuándo contactar a un profesional médico
Solicite una cita con su proveedor de atención médica si tiene una llaga o mancha en la piel que cambie de:

Apariencia
Color
Tamaño
Textura
Igualmente, consulte a su proveedor si una mancha se vuelve dolorosa o se hincha, o si empieza a sangrar o a picar.

Prevención
La Sociedad Estadounidense para el Cáncer (American Cancer Society) recomienda que un médico le examine la piel cada año si es mayor de 40 años y cada tres años si está entre 20 y 40 años. Usted también se debe examinar su propia piel una vez al mes.

Si ha tenido cáncer de piel, debe hacerse chequeos regulares para que un médico pueda examinarle la piel. Usted también debe examinarse la piel una vez al mes. Use un espejo de mano para revisar los lugares difíciles de ver. Llame al médico si nota cualquier detalle inusual.

La mejor forma de prevenir el cáncer de piel es reducir la exposición a la luz solar. Use siempre protector solar:

Aplique protectores solares de alta calidad con FPS (factor de protección solar) de por lo menos 30, incluso al estar al aire libre sólo por corto tiempo.
Aplique una gran cantidad de protector solar en todas las zonas expuestas, incluso las orejas y los pies.
Busque protectores que bloqueen tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB.
Use un protector solar resistente al agua.
Aplique el protector solar al menos media hora antes de salir. Siga las instrucciones en el empaque sobre la frecuencia para volver a aplicarlo. Asegúrese de reaplicarlo después de nadar o sudar.
Use protector solar en invierno y también en los días nublados.
Otras medidas para ayudar a evitar la exposición excesiva al sol:

La luz ultravioleta es más intensa entre las 10 a.m. y las 4 p.m. al mediodía, de tal manera que trate de evitar el sol durante estas horas.
Proteja la piel usando sombreros, camisas de manga larga, faldas largas o pantalones.
Evite superficies que reflejen más la luz, como el agua, la arena, el concreto y las zonas pintadas de blanco.
La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.
No utilice lámparas de sol ni cámaras bronceadoras (salas de bronceado). Pasar de 15 a 20 minutos en una sala de bronceado es tan peligroso como estar un día al sol.

Nombres alternativos
Carcinoma de células basales; Úlcera roedora; cáncer de piel en célula basal; carcinoma de célula basal; Cáncer de piel no melanoma; CPNM células basales; Epitelioma basocelular

U.S. National Library of Medicine

12670768_979503272085175_5538602161204605641_n 12798839_979503265418509_5327145337306425152_n 12806047_979503268751842_6089168622641369635_n 12814296_979503308751838_8282615202976329659_n 12814508_979503305418505_3987391639604431055_n 12821512_979503318751837_4805273497283447002_n

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!