26 mentiras que una mujer se dice a cuando está saliendo con un patán (y lo sabe)

Cuando salimos con un hombre que no vale la pena, a veces no cegamos y nos mentimos para seguir en esa relación que no va a ningún lado.

Muchas veces nos ha pasado que salimos con alguien que no vale la pena, y lo sabemos, pero nos cegamos y evitamos por todos los medios ver la verdad. Ponemos excusas al comportamento terrbile del sujeto en específico y hasta perdonamos cosas que no deberíamos pasar por alto.

Todos nos advierten de la situación, pero nosotras nos ocultamos en historias que inventamos para no ver la verdad. Lo cierto es que cuando uno cree amar o quiere demasiado a alguien (aún cuando esta persona no valga la pena) se pone una máscara. Y sí, probablemente nosotras sabemos bien la situación en la que nos estamos metiendo, pero lamentablemente preferimos ver hasta dónde podemos llegar.

Lo mejor que puedes hacer si estás saliendo con un hombre que no vale la pena es alejarte, es complicado, pero tienes que encontrar la fuerza para dejar ir y soltar aquello que no va llegar nunca a ningún lado.

Estas son algunas mentiras que, tal vez, alguna vez te haz dicho a ti misma cuando saliste (o sales) con un patán:

1. Él me hace feliz… casi todo el tiempo

2. Tiene problemas para manejar sus emociones

3. Nadie (ni mis amigos, ni mi hermana ni mi madre) lo conoce como yo

4. Es un grosero, pero es que no fue educado como yo

5. Me insulta porque viene de una familia disfuncional

6. Es que tuvo un mal día

7. Yo se qué me preguntaría cómo me fue hoy si no estuviera tan enojado

8. Está molesto porque odia su trabajo

9. ¡Pero es que lo amo!

10. Mañana todo estará mejor

11. Ninguna relación es perfecta

12. Yo lo puedo ayudar a cambiar

13. Él no quiso llamarme zorra,  simplemente no le gusta cómo se me ve el vestido que llevo puesto

14. Está bien si no me da la mano en público, a él no le gustan esas demostraciones de afecto

15. No, estaba bromeando. Tiene un ácido sentido del humor.

16. Si aguanto un poco más las cosas mejorarán

17. No puedo estar “feliz” todo el tiempo, ¿cierto?

18. Sólo estamos teniendo una mala racha

19. Va a cumplir su promesa la próxima vez

20. Es que ha tenido malas experiencias

21. Es desconsiderado con cualquier chica, excepto conmigo

22. Se preocupa por mí, sólo que no tiene suficiente tiempo para demostrarlo

23. Está molesto por algo que hice

24. No contestó mis llamadas porque ha estado estresado últimamente

25. Es normal que su “ex-novia” le mande mensajes todo el tiempo

26. Siempre me trata bien… cuando no está molesto

Se burlaban de su amigo soltero con peculiar tradición pero ocurrió lo peor [VIDEO]

Un joven de 25 años pasó el susto de su vida luego de que fue prendido en fuego accidentalmente por varios de sus amigos. El video de lo ocurrido acumula miles de reproducciones en redes sociales.

El hecho se produjo en Dinamarca y las imágenes de YouTube muestran que varios de los presentes le estaban echando canela al hombre debido a que se mantenía soltero a sus 25 años.

Según medios internacionales, se trata de una peculiar tradición que esconde un peligro.

La canela es altamente inflamable, dato que no fue tomado en cuenta por uno de los presentes, quien de manera accidental prendió en fuego a su amigo en cuestión de segundo.

Todo el cuerpo del joven quedó envuelto en llamas y esto provocó gran susto en todos, quienes actuaron rápido para controlar la situación.

Felizmente, la víctima solo terminó con quemaduras leves aunque de igual forma fue internado de emergencia en un centro de salud cercano.

Me Abandonaste!! Gracias a tí me convertí en una HEROÍNA para mis HIJOS

Madres que son mamá, papá… que son todo! Nos enseñan lo que significa amar!

Todo será por tus hijos. Encontrar esa fuerza en tu interior que te saque adelante por ellos es lo que te permite permanecer de pie. Siempre hay algo que aprender. Esa es la primera lección que asimilarás luego de sufrir un abandono. Tienes la brillante oportunidad de comenzar de nuevo, de ser para tus hijos esa heroína que los llevará de la mano por la vida hasta que aprendan a levantar su propio vuelo.

 La paz del hogar

Lograr que tu casa no sea un lugar de discusiones y peleas permanentes, es el objetivo. Ese espacio se convertirá en un lugar de entorno saludable donde tus hijos y tú puedan moverse con absoluta libertad y sobre todo, en paz. Será para ti reconfortante que no te encuentres con las malas expresiones y molestias. Es importante que a partir de ahora tu casa sea un hogar, un refugio de paz, donde tus hijos se sientan cómodos y felices, compartiendo tiempo de calidad, fortaleciendo los lazos de la familia que empiezas a construir con ellos.

 Invertirás más tiempo en ti misma

Es el mejor momento de dedicarte a ti. Puedes tener tiempo para estar contigo, para comprenderte y consentirte. Ya lo principal no eres tú, la preocupación de qué hacías, qué pensarías o qué dirías se ha ido. Poco a poco fue alejándose la necesidad de estar más pendiente de otros que de ti.

Cuando comiences a cuidarte y a quererte más a ti, será el momento de querer de manera saludable a tus niños y a las personas que te valoran y aprecian. Tomarás conciencia y entenderás que verdaderamente no has perdido, sino por el contrario, ganaste la oportunidad de fortalecerte y de enseñar con tu ejemplo a tus hijos.

 La paz del hogar hace niños felices

Es cierto que será para los niños una prueba que superar, pero puedes darles las herramientas para recuperarse de la marca que deja la ausencia del padre. Si bien los niños quedarán tristes, serán capaces de recuperar la tranquilidad siempre que te vean a ti bien y reconfortada.

Ya no escuchan gritos, ni quedan en medio de peleas, de silencios incomodos o lagrimas escondidas. Ahora, solo recibirán amor y vivirán en un hogar feliz.

 Descubre tus capacidades

Además del crecimiento espiritual, emocional y mental, también descubrirás que eres capaz de solventar muchas cosas tú sola.

Cuando caigas en la cuenta de que definitivamente el padre está ausente, que ya no podrás delegarle nada, también descubrirás que puedes hacer todo lo que te propongas. Tú tienes las fuerzas para ocuparte de tu casa. Lo que realmente aprenderás es tener mayor confianza en ti misma.

Socializa cuando te sientas preparada

Quizás te hayas alejado de muchas amistades o solo estabas dentro de un reducido círculo, ahora, con un hogar en paz, se multiplicarán las visitas, las ocasiones para compartir con familiares, antiguas amistades y nuevas personas que le irán imprimiendo felicidad a esta nueva realidad que tu pequeña y renovada familia tiene hoy. Suelen decir que la vida es mejor cuando es compartida, y realmente es así, si se tiene más tiempo para estar con personas valiosas.

 Te vuelves más tolerante

Así tus hijos pueden experimentar un desarrollo feliz y equilibrado en un núcleo familiar que según, algunos patrones establecidos de la sociedad, no es el indicado o más apropiado. Experimentarás de primera mano que un hogar donde no está un padre, realmente puede ser un entorno maravilloso y mucho mejor de lo que lo era cuando él estaba presente. Esto ha hecho que tus hijos y tú se vuelvan más tolerantes con personas que escogen caminos o piensan diferente.

No hace falta seguir un determinado recorrido o guía para salir adelante en estas circunstancias, siempre que tus acciones estén llenas de buena intención y no realices daño a los demás ni a ti misma, confiando en tu capacidad de crecer junto a tus hijos y ofrecerles una vida digna.

El oasis de un hogar sin discusiones

En ocasiones, las discusiones y los desacuerdos reinan en los hogares con familia convencional con padre y madre en crisis a la hora de tomar una decisión o acción. Tu hogar estará en calmaAquellas constantes discusiones ya no están, es algo que los niños pueden percibir de diferente y que les permitirá desarrollar una vida armoniosa.

 La relación con tus hijos quedará fortalecida

La unión entre tus hijos y tú, al contrario de desmoronarse, se fortaleció y crece cada día más mientras comparten momentos, ideas y quehaceres. Se convertirán en su propio refugio mutuo, cada vez que haya que vivir situaciones buenas o malas estarán allí para apoyarse, cargándose de amor y alimentando su fortaleza mutua para resistir los embates que la vida les puede presentar.

Se acompañarán y se protegerán para resistir cualquier golpe de la vida, como soldados en medio de una batalla, pero también para celebrar a máximo los logros que alcanzarán. Estarán más unidos y más fortalecidos. Es la oportunidad de redescubrir la vida juntos y sus lazos de amor eterno.

Siempre hay algo nuevo por descubrir

Hola…Te cuento que estas líneas te las estoy escribiendo en la noche fría de un día de julio. Estoy en el territorio de mi oficina, miro a través de la ventana y veo algunas estrellas. Pienso en mi niñez y recuerdo la manera linda cómo mis padres me enseñaron a creer en el Ángel  de la Guarda. Siempre me acompaña, y él me contó esta historia.

“Un día se reunieron en un rincón del cielo las estrellas más famosas del firmamento. Allí estaba la estrella Polar, que contaba con orgullo cómo ayudaba al hombre a fijar el norte de sus caminos y de sus mapas. Cuando la estrella Polar concluyó, habló el Sol, diciendo que era ella la más importante para el hombre, porque gracias a su calor y su luz, hacía llegar la vida a la Tierra. Una de las estrellas argumentó que, si bien no era muy conocida, fue ella quien le hizo confirmar a Einstein su teoría.
“Y así se sucedieron una tras otra, rivalizando en fama y esplendor. Sólo una estrella parecía silenciosa ante el brillo de los demás. Cuando llegó su turno, expresó que eran muy poca cosa ya que los hombres ni siquiera la conocían, no la habían descubierto. Todas las demás sonrieron y la tacharon de inútil.

Sin embargo, les habló de esta manera:
“¿Quién sabe? A lo mejor yo también estoy contribuyendo al progreso y bienestar del hombre de la Tierra. Es verdad que ellos aún no me conocen, pero no son tontos y sus cálculos les dicen que, para explicar el curso de otras estrellas y cuerpos celestes que conocen, tiene que haber todavía alguna estrella cuya atracción gravitatoria explique las desviaciones en los caminos de las demás. Por eso ellos continúan estudiando, observando, buscando, y con ello avanza su ciencia y sigue despierto su interés. Ustedes han sido y siguen siendo importantísimas, pero yo también le estoy prestando un servicio importante al hombre: que sepa que aún le queda algo más por descubrir”.

Me quedé pensando en la historia que me contó mi Ángel de la Guarda. Aún nos quedan estrellas por descubrir, Aún quedan pensamientos por ensayar y experiencias por aceptar.

¡Qué pobre es el hombre que se encierra en sus ideas y cree que la experiencia de su vida le da el título por seguir viviendo, o enseñando a vivir a los demás!

Yo siempre le pido a la vida que ponga en mi camino seres humanos que me enseñen nuevos caminos, nuevas experiencias. No te cierres en tus concepciones, negando todo y a todos. No te olvides: en nuestras vidas siempre queda una estrella por descubrir.

Gracias por llegar hasta aquí.   ¡Que Dios nos bendiga!