Seis cosas que nunca debes introducir en tu vagina

Sharing is caring!

No está demás decir que la vagina es uno de los órganos mas delicados y uno de los más expuestos a contaminación y es por ello que las mujeres solemos dedicarle cuidados especiales para mantenerla siempre saludable, desde hace algunos años las industrias que se dedican a vender productos para la higiene personal se han dado a la tarea de inventar un sinnúmero de productos que prometen ayudarnos a mantener nuestra vagina saludable y libre de olores desagradables, existen diferentes mecanismos de protección vaginal contra los agentes externos entre ellos el más importante es el pH vaginal ácido que oscila entre 3,8 a 4,5. La flora vaginal forma un ecosistema perfectamente balanceado en donde se encuentran múltiples bacterias entre ellas los lactobacillus que se encargan de la producción de ácido láctico para ello se necesita la presencia de estrógenos. El ácido láctico producido por los lactobacillus es el que mantiene el pH en menos de 4,5, lo que crea un ambiente hostil para el crecimiento de las bacterias nocivas.

Existen diferentes mecanismos que pueden alterar la flora vaginal como por ejemplo los cambios hormonales (unos días antes de la menstruación), terapia con medicamentos, presencia de enfermedades (cuando se consumen antibióticos), el introducir cosas dentro de nuestra vagina. Todos estos factores producen un descontrol en nuestro ecosistema vaginal, inhiben el crecimiento de los lactobacillus y elevan el pH vaginal por encima de 5 lo que nos deja expuestas a sufrir infecciones y flujo vaginal.
A continuación te dejo un listado de cosas que son dañinas para nuestra vagina:

1. El uso de cualquier cosa como lubricante

Hacer el amor es uno de los placeres más grandes que el ser humano puede tener y cuando tienes pareja es algo que se disfruta a menudo es común hacer el amor varias veces en una noche y si tú y tu pareja ya llevan tiempo saliendo juntos o son marido y mujer y la que usa un método anticonceptivo eres tú, entonces la vagina queda expuesta al semen el cual por su acidez hace que perdamos lubricación y nos vemos en la necesidad de comprar un lubricante el cual está hecho especialmente para aplicarlo en la vagina sin correr riesgos. Pero cuando éste se termina solemos sustituirlo con lo primero que encontramos en nuestra casa ( mantequilla, aceite vegetal, crema hidratante, aceite para bebé, agua, jabón, saliva, gel de ducha,acondicionador,vaselina,gel para el cabello) todos estos productos son dañinos para nuestra vagina así que si quieres mantener una vagina saludable ni se te ocurra usar alguno de ellos.

2. Usar protectores todos los días.

No es recomendable que uses protectores todos los días, estos absorben los fluidos que expulsa tu vagina los cuales tienen la función de protegerla, entonces con ese hábito estás haciendo que esté expuesta a infecciones, además estos productos generan calor y humedad lo cual es el ambiente perfecto para la proliferación de hongos. estos productos se deben usar solo para los días en que tenemos nuestro período menstrual y deben cambiarse cada cuatro horas, evitemos adquirir aquellos que contengan aroma. No uses protectores diarios son muy delgados y el plástico que contienen evita que nuestra vulva respire haciéndonos más vulnerables a las infecciones. Si usas tampones en lugar de toallas, es necesario de los cambies cada tres o cuatro horas y que bajo ninguna circunstancia los uses más de diez horas y mucho menos veinticuatro horas porque existe el riesgo de sufrir el síndrome de shock tóxico(SST) que es una enfermedad infecciosa muy frecuente en la década de los 70,cuando aparecieron tampones de máxima absorción que se podían usar todo un día.

3. Desodorante íntimo

En verdad no sé de dónde sacaron la idea que nuestra vagina necesita desodorante, no solo estás dañándola si no que a la vez estás tirando tu dinero. Ella no necesita oler a ambiental, las fragancias y los aromas que traen esos productos pueden causar irritación, picazón etc. Para mantener una higiene adecuada lo único que necesitas es bañarte diariamente y usar un jabón con pH neutro y eso es suficiente para mantener saludable tu vagina.

4. Aceites

He escuchado a muchas mujeres aconsejar a otras diciéndoles que no hay nada más efectivo para eliminar el olor de la vagina como introducirse un tapón empapado con aceite de oliva. Lo único que conseguirás haciendo eso es interrumpir el delicado ecosistema de tu vagina, quizá a ti te parezca que huele mal pero deberías escuchar lo que dice tu pareja acerca del olor. Nuestra vagina es un órgano caliente, cerrado y húmedo que transpira un olor natural y sano. No trates de eliminar ese olor a menos que sea más fuerte que lo normal y esté acompañado de fluyo y picazón.

5. Duchas vaginales

Las mujeres nos preocupamos mucho por mantener nuestro cuerpo siempre limpio y sin malos olores, pero el exceso en la limpieza de nuestra zona íntima para algunas es como una obsesión y recurren con frecuencia a duchas vaginales para asegurarse que ésta quede totalmente limpia. Esta práctica es peligrosa porque causa un desequilibrio muy grande de las bacterias que habitan en ella. Muchos ginecólogos aseguran que este hábito causa vaginosis bacteriana e inflamación pélvica. Lo que hacen las duchas vaginales es deshacerse de las buenas bacterias e interrumpir el balance natural de la vagina.

6. Comida.

Cuando se trata de mantener encendida la llama del amor solemos ser muy creativos y nos valemos de todo lo que está a la mano para satisfacer nuestros deseos y fantasías, pero el meterte un pepino, una banana, una zanahoria o aplicar crema batida o chocolate, puede parecer inofensivo pero puede traer consecuencias graves, principalmente las cosas dulces pueden causarte hongos e infecciones sin mencionar que algo podría quedarse allí abajo. Si por casualidad en algún momento de tu vida introdujiste algún tipo de comida en tu vagina.
El auto conocimiento de nuestro cuerpo es fundamental para sentirnos dueñas de él, el poder entender que nos ocurre en determinado momento y saber que cosas nos benefician y cuales nos harán daño nos ayudará a conservar nuestra salud.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!