Si eres una buena besadora, esto te delata

Sharing is caring!

Los besos son una parte muy importante cuando una relación está empezando. Dicen que con el primer beso se puede saber el futuro de una pareja, y después de ese vendrán muchos más; sin  embargo, hay a algunas a las que se les da mejor que a otras dar esta muestra de afecto. ¿Crees ser de esas chicas que nadie olvida? Estas son las señales para saber si eres una increíble besadora.

CONFÍAS EN TI

Tienes seguridad al momento de besar. Sabes bien lo que estás haciendo y lo que quieres transmitirle a tu pareja. Muestras seguridad y tomas las riendas del asunto. Cuando transmites esa confianza no dudes en que darás exquisitos besos.

SABES COMBINAR MOVIMIENTOS

Un beso no lleva un solo ritmo, un buen beso conlleva saber combinar distintos ritmos. Desde un beso tímido, hasta uno super apasionado, saber dar todos en la misma sesión y estratégicamente en los momentos correctos, hacen a una mujer una gran besadora irresistible para su pareja.

LE RESULTAS IRRESISTIBLE

Te pide besos por montones. Si tu chico lo único que quiere es besarte y nunca parar es que no puede resistirse a esos labios y a la magia que haces con ellos. Este es el mayor indicador de que das besos de película.

SIN CHOCAR NARICES

No importa de que tamaño sean, chocar narices es algo que nunca debería pasar a la hora de besarse. Si nunca has tenido un incidente como este, vas por buen camino para ser una gran besadora; sigue así.

POCA SALIVA

Por más apasionado que sea el beso, la saliva es un factor que no debe dominar a la hora de besar. No hay nada peor que tener que limpiarte la cara después de una sesión de besos. Si nunca se ha tenido que limpiar la boca después de un beso tuyo siéntete orgullosa, esta es una característica de un buen beso.

SALUD BUCAL

Este, aunque es el último punto, no es el menos importante,  tener una boca limpia es super importante para que tus besos sean irresistibles. Nadie quiere repetir un beso si su pareja tiene mal aliento. Así que un rasgo importante para ser un buen besador es dedicarle tiempo a la higiene bucal.

Si te identificaste con todas estas características, quizá hayas dominado el arte de besar, si todavía no lo logras, no te preocupes, todas podemos ser increíbles besadoras. Recuerda que la práctica hace al maestro. Así que, ¿qué esperas? ¡A besar!

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!