Su bebé dejó de respirar por un error que muchas madres cometen

Su bebé dejó de respirar por un error que muchas madres cometen

Sharing is caring!

Mientras Pamela manejaba a su casa con su sobrino de 5 meses después de una tarde de diversión, notó que algo le pasaba al bebé por lo que se detuvo a averiguar, lo que sucedió después, ninguna madre, quisiera vivirlo.

Un soplo de vida, justo a tiempo

De acuerdo a la nota publicada Pamela Rauseo, de Florida, junto a su sobrino de 5 meses habían pasado una tarde muy divertida juntos. Ella no tiene hijos propios, por eso pasar tiempo junto a su sobrino es una de las cosas más importantes y placenteras para esta mujer.

Según cuenta la nota durante el viaje de regreso en el auto, el pequeño Sebastián comenzó a llorar intensamente, su tía sabía que el niño estaba congestionado por lo que pensó que esa era la razón del llanto, pero cuando el niño paró de llorar y percibió el silencio como un llamado de atención, fue donde enseguida ella detuvo el auto y se encontró con lo peor, Sebastián no respiraba.

Felizmente, Sebastián recibió toda la ayuda necesaria para recuperar sus latidos, pero ¿qué fue lo que le pasó al pequeño?

Su bebé dejó de respirar por un error que muchas madres cometen

Si tu bebé está congestionado limpia la MUCOSIDAD

Cuando Sebastián fue revisado por el doctor, encontró que la mucosidad provocada por la congestión había tapado las vías respiratorias causando asfixia.

Sabemos que durante el primer año de edad del bebé los cuidados son más intensivos, y saber extraer la mucosidad de la nariz especialmente cuando está congestionado es de vital importancia; cuando crecemos lo hacemos naturalmente, sonamos la nariz con un pañuelo.

Los mocos del bebé interrumpen el sueño, quitan el hambre y sobre todo impide que respiren con propiedad, aliviarlos a través de la extracción de los mismo debe ser el objetivo.

Lo que todas sabemos, pero a veces….

La especialista en Fisioterapia Respiratoria, Marta de la Plaza San Frutos, de la Clínica La Luz de Madrid, explica la forma correcta en cuatro pasos para abordar la mucosidad infantil.

Estimula el reflejo de la tos

La tos es una de las formas por la cual se pueden limpiar los pulmones, hacer que un bebé tosa es algo difícil, por eso se puede estimular a través del reflejo que se encuentra en el punto de la tráquea. Un artículo referido al tema, tos asistida y tos provocada lo explica muy bien: “en los niños es especialmente efectivo el reflejo traqueal, que se obtiene realizando una compresión manual en la tráquea, entre el cartílago cricoides y la escotadura esternal”.

No más golpecitos en la espalda

De acuerdo a la especialista en Fisioterapia Respiratoria, este procedimiento empeora la situación del bebé, cerrando las vías respiratorias y provocando un broncoespasmo.

Quitar la mucosidad, no queda otra

Aunque aparentemente realizar este procedimiento es una experiencia desagradable para los padres, porque pensamos que el bebé sufre y llora mucho, en verdad estamos salvando su vida, pues recuerda que por no hacer esto, el pequeño bebé de la historia se asfixió.

Se recomienda extraer los mocos introduciendo suero en la nariz del bebé, o succionandolos con un aspirador nasal. Se recomienda que si tu bebé está congestionado, realices este procedimiento a diario así evitar infecciones o problemas más graves.

Un peligro frente a tu nariz

Consulta al médico si observas estos síntomas en tu bebé pues pueden ser una señal de una complicación respiratoria

-Silbido o chirrido al respirar.

-No desea comer.

-Fiebre.

-Bebé aletargado.

-Agitado, respiración rápida.

-La piel del bebé se torna azulada.

No hay nada más hermoso que ver a tu bebé feliz

Creo que todos alguna vez hemos disfrutado de observar la sonrisa de un bebé, o cuando está saludable y nos brinda una sonrisa, como así también, nos sentimos muy frustrados cuando estos pequeños están enfermos,y parece que sufrimos más que ellos, pues claro ellos son tan indefensos y sabemos que solo nos tienen a nosotros para cuidarlo, atenderlos y observar que necesitan.

¡TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR!