Trucos para aprender a caminar en tacones

trucos como caminar en tacones

Trucos para aprender a caminar en tacones con el mejor estilo

Existe un dicho: «No hay nada peor que una mujer en tacones que no sepa usarlos». ¡Pero a veces se te antoja mucho sentirte como una modelo!

1. Da pasos pequeños.

trucos para caminar en tacos

Para lucir más sofisticada, da pasos pequeños y lentos, sin doblar las rodillas más de lo normal. Si intentas caminar con pasos más grandes, como lo hacemos usando calzado cómodo, no te verás natural caminando con esos tacones. Así que si has optado por la altura extrema, tendrás que resignarte y no tener prisa.

2. Camina del tacón a la punta.

trucos para caminar en tacos

Para que tu forma de caminar luzca natural, es necesario no pisar con toda la suela del pie, sino primero pisar el tacón y luego con cuidado poner la punta de tu pie. Una vez que tu peso esté sobre las almohadillas de tus pies, desliza tu peso hacia adelante como si caminaras de puntillas, y da el siguiente paso.

3. Mantén la espalda recta.

trucos para caminar en tacos

Es imposible imaginar a una mujer bonita sin una postura correcta. Para ello, echa los hombros hacia atrás, mantén el mentón paralelo al piso. En esta posición los músculos del abdomen se tensarán, llevando el estómago «hacia adentro», lucirás más esbelta.

4. Camina por una línea imaginaria.

trucos para caminar en tacos

Para lograr parecer una modelo de pasarela, es necesario imaginar que tienes una línea enfrente y caminar sobre ella. Debes poner un pie frente al otro, las puntas mirando hacia adelante, así la cadera se moverá un poco. Tendrás que entrenar pero vale la pena, todos los hombres quedarán impresionados y te sentirás elegante.

5. Prepárate para salir de casa.

trucos para caminar en tacos

Si tienes un evento importante por venir (boda, por ejemplo), debes hacer algunas cosas con anticipación para lucir perfecta:

  • Entrena tu paso. Para que toda la noche en tacones no se convierta en una aventura insoportable para ti, y también para que la suela de los zapatos se vuelva menos resbalosa.
  • Ablanda tus zapatos. Los zapatos nuevos + toda la noche en tacones = pesadilla. Existen varias formas de ablandar el calzado: ponte unos calcetines gruesos, tu par de zapatos nuevos y camina así durante 10 minutos.
  • Domina las escaleras. Al bajar, pisa con el pie completo; al subir, solo la punta.
  • Usa plantillas cómodas. Si después de probarte los zapatos te das cuenta de que la plantilla pudo haber sido más comoda, no escatimes en tiempo ni dinero, compra unas buenas plantillas. Así mantendrás a salvo tus pies y tu calzado te servirá por más tiempo.

6. Aprende a estar de pie en tacones.

trucos para caminar en tacos

No solo es importante saber caminar sino también estar de pie de forma agradable. Para ello, mantén el tacón de un pie tocando la mitad del otro, creando un pequeño ángulo. Soporta el peso en los dedos del pie que pongas detrás, y cuando te sientas cansada, cambia las posturas de los pies para que el peso recaiga en el contrario.

7. Da un descanso a tus pies.

trucos para caminar en tacos

Para caminar más, es mejor darles descanso a tus pies de vez en cuando. No te quites los zapatos, los pies cansados se hinchan rápido y puede ser doloroso ponerte los zapatos de nuevo.

8. No abuses del calzado con tacones altos.

trucos para caminar en tacos

Alterna la altura del tacón pero dale preferencia al calzado cómodo; ponerte siempre el tacón de aguja puede perjudicar tu salud.

9. Elige el calzado correcto.

trucos para caminar en tacos

Si toda la vida has usado tenis de lona, no enloquezcas y no te compres tacones de 10 cm. Empieza con un tacón más resistente y no tan alto: 5-7 cm. Presta atención a las sandalias con correas alrededor del tobillo; son más cómodas, el pie se resbala menos y es más fácil mantener el equilibrio.

10. Elige el tamaño adecuado.

trucos para caminar en tacos

No hay ninguna solución para mejorar tu manera de caminar con tacones si el calzado te aprieta. No compres zapatos si te parecen incómodos, aunque sea un poco. Si tienes que elegir entre un calzado espacioso y uno angosto, opta por el que te queda más holgado, siempre le puedes poner otra plantilla, en cambio, no hay manera de rescatar un par de zapatos que te queden pequeños.